Menú Buscar
Un puñado de pasta ante la olla antes de cocerla / PXHERE

Esta es la razón por la que debes guardar el agua de cocción de la pasta

Un truco que emplean los italianos para sacar el máximo provecho y sabor a los platos que contienen este alimento

2 min

Igual que se comenten sacrilegios con la paella, la pasta es otro de los alimentos damnificados a la hora de pasar por la cocina. Se cuece demasiado en vez de dejarla al dente --en su punto--, se le añaden infinidad de productos como acompañamiento que indignarían a más de una mamma siciliana, y otro de los errores más habituales es desechar el agua de cocción. ¿Quién no ha recurrido a un escurridor para esta tarea? Pues existe una razón de peso para no hacerlo: ligar la salsa.

No tiene mayor secreto. Guardar un par de cucharadas de agua de cocción, gracias al almidón que suelta la pasta, espesará el acompañamiento, ya sea carbonara, boloñesa, o un simple --y no por ello menos delicioso-- pesto. Eso sí, no conviene verter una gran cantidad de líquido, o arruinaremos el plato. 

Trucos

El secreto está en retirar la pasta del agua minutos antes de que finalice su cocción, incluso un poco antes de que quede al dente. Una vez escurrida --y habiendo guardado una taza del agua de cocción--, podemos pasar este ingrediente a una sartén con el acompañamiento, verter un par de cucharadas de líquido, y a fuego medio, mezclar hasta que el plato espese y se liguen los ingredientes

Otro aspecto a tener en cuenta es la cantidad de agua que utilizamos para hervir la pasta. A diferencia de los italianos, en nuestro país tendemos a quedarnos cortos. ¿Cuál sería la medida ideal? Un litro por cada 100 gramos de este alimento. Además, al utilizar una olla de grandes dimensiones, evitaremos también que se pegue. Con estas indicaciones, ya podremos preparar un plato casi tan exquisito como el de cualquier familia del país de la bota.