Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Medusas / PIXABAY

El agua de los mares está llena de esperma de medusa

Según los científicos, el esperma de estos animales podría tener grandes propiedades de nutrientes para algunos microorganismos

3 min

Un grupo de biológos del Instituto de Biología Evolutiva (IBE-CSIC-UPF) y del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) ha descubierto en un estudio que el agua del mar contiene grandes cantidades de esperma de medusa, lo que podría ser de gran importancia como nutriente para algunos microorganismos marinos.

En concreto, los resultados revelaron la presencia en las aguas de gran cantidad de material genético de esperma, lo que llevó a plantear la hipótesis de que esto podía  proceder en gran parte de gametos y del semen de medusas y ctenóforos --unos animales con características similares a las medusas--, puesto que estos animales producen su fecundación de forma externa.

Fuente de nutrientes

Ante estos resultados, los expertos se hallan en una profunda investigación para conocer el papel que puede jugar el esperma de medusa como nutriente marino. Así lo explica Javier del campo, investigador de ICM-CSIC y uno de los principales autores del estudio: “Los ecólogos tenemos que plantearnos seriamente el papel del esperma como fuente de nutrientes en la red trófica, especialmente en los periodos de desove, en los que los gametos son liberados al medio en cantidades ingentes”.

Actualmente la proporción del material genético del esperma analizado es realmente elevada en las muestras sin oxígeno, respondiendo a un 33%.

La biodiversidad animal marina: un misterio

Otro de los puntos relevantes a los que ha llegado este estudio desvela que actualmente desconocemos hasta un 85% de la biodiversidad animal marina que puebla los entornos acuáticos. Ante tal noticia, los investigadores confirman que queda mucho por saber: “Los resultados muestran que los biólogos aún tenemos mucho trabajo por hacer para comprender la diversidad de los animales marinos”. Así lo afirma Iñaki Ruiz-Trillo, profesor de investigación de ICREA en la IBE y miembro de la Facultad de Biología y el Instituto de Investigación sobre Biodiversidad de la Universidad de Barcelona.

Entre las grandes innovaciones del estudio cabe destacar que los investigadores han descubierto además un nuevo grupo de animales urocordados, que normalmente suelen concentrarse en el fondo marino y que suelen confundirse por sus características comunes, con las anémonas de mar.