Menú Buscar
Jóvenes comprando con su móvil en una máquina de 'vending' / ANEDA

¿Quién y por qué se utilizan las máquinas de 'vending'?

El perfil medio del usuario nacional de las máquinas de venta automática es el de personas jóvenes, impulsivas y con poco tiempo

5 min

Refrescos, bolsas de aperitivos, preservativos, dulces y hasta teléfonos móviles. En las máquinas de vending que hay instaladas por todo el país se puede adquirir casi de todo. España es uno de los países más importantes de Europa para el sector de la venta automática. Dentro del territorio nacional se pueden encontrar más de 366.000 máquinas expendedoras, que colaboran a que la facturación de esta industria ascienda a 1.300 millones euros y 2.800 millones de consumos al año.

Según datos del Ministerio el Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el sector genera directa e indirectamente en torno a 30.000 empleos y el consumo realizado en máquinas de vending supone el 2,9% del total del que realizan los españoles fuera de casa. A la vista de estos datos, la Asociación Nacional Española de Distribuidores Automáticos (ANEDA) ha querido identificar los comportamientos de compra de los españoles en este tipo de máquinas de venta automática, que han quedado reflejados en su último informe.

¿Cuáles son los productos estrella?

Los más jóvenes son los que más tienen asimilado el uso de las máquinas de vending. De hecho, el 60% de las personas menores de 24 años afirma haberlas usado en los últimos meses, un porcentaje que baja hasta el 20% en el caso de los mayores de 55 años. El 70% de los usuarios dice optar por ellas para probar nuevos productos y sabores, mientras que el 59% lo hace para darse un capricho cuando está fuera de casa y el 41% lo hace para comer algo cuando está fuera de su hogar.

Máquina de 'vending' / PIXNIO

Máquina de 'vending' / PIXNIO

Los artículos más consumidos en las máquinas expendedoras son las botellas de agua (69 %) y los refrescos (55 %), aunque el 41 % de los clientes revela consumir más bebidas calientes que cualquier otra opción disponible en ellas. “Sin embargo, el importe gastado en este caso es menor que cuando se trata de bebidas frías o comidas, ya que suele tratarse de productos más económicos”, apuntan desde ANEDA.

Los pros y los contras de las máquinas de ‘vending’

El principal motivo que lleva a los españoles a utilizar máquinas de vending es, en el 49% de los casos, no disponer de tiempo suficiente. Por su parte, el 47% busca rapidez en la compra cuando necesita algún producto de alimentación o bebida y el 21% señala que consume estos productos directamente en la calle, mientras se desplaza de un lugar a otro.

Precisamente la facilidad y rapidez de uso son los grandes incentivos a la hora de acudir a estas máquinas, según desvelan los consumidores españoles participantes en el estudio, que también apuntan a los principales aspectos a mejorar por sus responsables: las dudas en cuanto a la relación calidad-precio del producto en cuestión, la poca variedad o la falta de oferta, la incertidumbre a la hora de resolver una incidencia y el escaso número de máquinas de vending que aceptan el pago con tarjeta.

Las grandes aliadas para picar entre horas

La investigación también desvela la existencia de una relación directa entre el producto adquirido y el momento del día en el que se realiza su compra. Aunque por las mañanas es cuando estas máquinas son más demandas, el 70% de las compras se realiza entre horas. Por las mañanas los clientes prefieren las bebidas calientes, mientras que por las tardes triunfan más otras opciones como los snacks dulces y salados.

“El consumo en productos vending suele ser un consumo más solitario (59 % de los consumidores)”, señalan los responsables del estudio, que añaden que aunque la mayoría de los usuarios (84 %) adquirió un único producto en su última compra sin embargo, “a la hora de comprar productos de alimentación, éstos suelen combinarse más con otros artículos, mientras que las bebidas tienden a comprarse de forma única”.