Menú Buscar
Un perro y su dueño se miran fijamente / CG

El 70% de los españoles le confiesan sus secretos más íntimos a su perro

Un estudio afirma que los dueños de animales de compañía les cuentan cosas que no hablan con nadie más

3 min

La Fundación Affinity ha informado, mediante un comunicado, de los resultados de su último estudio en el que aseguran que el 70% de los españoles confiesan secretos a sus perros. Es más, la misma investigación afirma que los dueños de estos animales les cuentan cosas que no hablan con nadie más.

De la misma manera, la mayoría de los españoles reconoce dar muestras efusivas de cariño hacia sus perros. El 87% admite abrazarlos a diario, y el 69% confiesa besarlos. Pruebas palpables de que el vínculo entre animales y humano se podría considerar incluso vital en ciertos casos.

No solamente con perros

El estudio ha sido elaborado entre la Cátedra Cátedra Fundación Affinity Animales y Salud del Departamento de Psiquiatría de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). El objetivo principal era pretender profundizar sobre el vínculo entre las personas y su animal de compañía. También pretendía romper mitos, como la creencia de que las personas establecen vínculos más emocionales con los perros que con los gatos

La directora de la Fundación Affinity, Isabel Buil, ha explicado que este vínculo sentimental entre los animales y sus dueños se debe a que "para la mayoría de las personas su animal de compañía es un miembro más de la familia", por lo que "se convierte en un amigo fiel que siempre está a nuestro lado".

Un vínculo recíproco

Por lo tanto, todos aquellos que a veces piensan que hablan demasiado con las mascotas no están locos. O, si más no, solos. De hecho, el estudio revela que el 80% de los españoles reconoce que la presencia de su perro les ha ayudado a superar un momento difícil de sus vidas.

Un dato que refuerza la idea del vínculo emocional entre el animal y el dueño por el que se está dispuesto a todo. Solamente el 26% de la muestra considera que tener un perro supone un coste económico elevado, mientras que un 58% no les molesta tener que cambiar sus planes para cuidar de su perro.