Menú Buscar
Emojis con distintas emociones / CREATIVE COMMONS

¿Cuántas emociones guían nuestros comportamientos?

Pese a la creencia clásica de que nuestra vida se regía por unas seis u ocho emociones distintas, un estudio ha revelado que son muchas más

28.10.2018 12:46 h.
3 min

Los comportamientos y la forma de actuar de las personas se ven determinados por sentimientos y emociones que condicionan cómo son y lo que hacen. Hasta hace poco los expertos en psicología creían que eran de seis a doce las emociones que podían influenciar a los humanos. Sin embargo, un estudio de la universidad de Berkeley ha determinado que son hasta 27.

La investigación liderada por el neurocientífico Alan Cowen contó con 853 sujetos de estudio quienes, tras visionar 2.500 vídeos, respondieron de 27 maneras diferentes. Emociones distintas que además eran compartidas entre varios sujetos durante las piezas. Teniendo en cuenta el origen de cada una y la interrelación que se da entre las propias emociones, los investigadores elaboraron un mapa que arroja varias conclusiones.

El miedo está conectado con el alivio

Las emociones no siempre son estados de ánimo o sentimientos inconexos, sino que habitualmente unas llevan a otras. Tal es el caso de la ansiedad, un agobio que puede hacer sentir miedo. Del mismo modo es posible pasar a experimentar horror o alivio, que a su vez se relacionan con el dolor o la sorpresa. Desde la sorpresa se puede pasar a experimentar aburrimiento o enfado, que podría conducir al asco y la tristeza. Ésta, a su vez, puede desembocar de nuevo en aburrimiento.

Los protagonista de 'Del revés'

Protagonistas de la película 'Del revés', las cinco emociones básicas del ser humano

Esta emoción puede derivar en la fascinación, el asombro, el placer estético y, finalmente, la calma. Por otro lado, y de forma independiente de las anteriormente mencionadas, se puede ver una interrelación entre la admiración y la adoración por medio de la alegría.

Las emociones independientes son una minoría

Algunos sentimientos como el deseo sexual o el enamoramiento no sólo son independientes del resto, sino también entre sí mismos. De igual forma sucede con el interés, la nostalgia o el ansia (que no se debe confundir con la ansiedad) que, según la investigación de Cowen son independientes del resto.

La diversión o la incomodidad también forman parte de este grupo. Esto no significa que no se puedan relacionar con las demás, sino que se dio de manera menos frecuente durante la investigación.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información