Menú Buscar
Niña jugando al fútbol en solitario / PIXABAY

Deporte en equipo o en solitario, ¿qué es mejor para los más pequeños?

El tenis, el baloncesto, el ‘running’ o el fútbol fomentan unos valores y beneficios diferentes entre los niños y niñas que los practican

26.06.2019 12:50 h.
5 min

Cualquier momento del año es el ideal para iniciar a los más pequeños en el deporte. Existe una amplia variedad de disciplinas que ofrecen diversos beneficios. Aunque en términos generales, se pueden clasificar en dos grandes grupos: los deportes individuales y los de equipo.

¿Qué tipo es más beneficioso para los niños y niñas? El profesor de Educación Física Miguel Ángel López opina que “independientemente del tipo de deporte que elijamos, lo más importante es incluir la realización de ejercicio físico entre los más pequeños. La práctica deportiva y una dieta equilibrada son las principales herramientas de prevención en materia de salud. No obstante, en función de las necesidades de cada niño serán más beneficiosas las actividades en grupo o en solitario”. El docente es jefe de departamento en Brains International Schools, que ha confeccionado una pequeña guía para saber qué tipo de deporte es el más recomendado de acuerdo a las características de los más pequeños.

Beneficios del deporte individual

  • Independencia. El deporte individual nos enseña a enfrentarnos a las adversidades solos, a no depender de la ayuda de otros para lograr nuestro objetivo y por tanto a ser más independientes.
  • Responsabilidad. Nuestros resultados dependen de nuestro esfuerzo, por lo que si no son buenos debemos asumir que ha sido consecuencia de nuestros actos y no podemos culpar al resto.
Niño jugando al tenis / PIXABAY
Niño jugando al tenis / PIXABAY
  • Mejorar el autoestima. Los deportes individuales nos ayudan a valorarnos a nosotros mismos. Esto se debe a que nuestros éxitos (ya sea ganar una carrera, mejorar una marca o aguantar más tiempo) son consecuencia única y directamente de nuestro propio esfuerzo.
  • Automotivación. Relacionado con la autoestima, el deporte individual nos insta a darnos ánimos a nosotros mismos para batir nuestros propios retos en esos momentos en los que estamos a punto de rendirnos. Una habilidad muy valiosa para los niños que les ayudará a crecerse frente a las adversidades.
  • Autogestión del nivel de estrés. Gran parte de los deportes individuales (el running, el patinaje o el ciclismo) nos permiten conectar con nosotros mismos y dedicar tiempo a la reflexión. No solo los adultos viven con un alto nivel de estrés, los niños también sufren este fenómeno debido a exámenes o a la alta carga lectiva.

Beneficio de los deportes de equipo

  • Mejorar la capacidad de comunicación. El éxito en este tipo de deportes lo determinan en muchas ocasiones la capacidad de sus miembros de comunicar sus necesidades al resto del equipo. Por tanto, los más pequeños se ven obligados a esforzarse y a ser más precisos en su forma de comunicarse.
  • Mejorar las relaciones sociales. Vinculado con el anterior punto, muchos niños tienen problemas para relacionarse con otros debido a diversos problemas. En este caso, el deporte actúa como un vehículo que les permite entrar en otros círculos sociales y generar nuevas amistades.
  • Trabajar en equipo. Desde muy pequeños, algunos niños y niñas muestran predilección por jugar o trabajar solos. Sin embargo, la dinámica de trabajo habitual en los entornos laborales es la de equipo por lo que es necesario que aprendan desde pequeños a trabajar en la consecución de objetivos con otros compañeros.
Equipo femenino de baloncesto / PIXABAY
Equipo femenino de baloncesto / PIXABAY
  • Reforzar el pensamiento estratégico. La mayoría de los deportes de equipo exigen de una estrategia para lograr la victoria. Si queremos reforzar este tipo de habilidades entre los más pequeños lo mejor es que elijamos deportes como fútbol, waterpolo o baloncesto.
  • Capacidad de liderazgo. Todo equipo necesita un capitán que gobierne sobre el terreno de juego el buen funcionamiento del conjunto. Este tipo de deportes, permiten a los niños y niñas ver cómo ejercer el liderazgo sin caer en el autoritarismo para luego más tarde, cuando llegue el momento de ser el líder, poder ejercerlo de forma adecuada.