Menú Buscar
Una foto de archivo del tatuaje del nombre de sus dos hijos

Decide cambiar el nombre a su hijo después de que un tatuador se equivocara en el nombre

Cuando se dio cuenta del error, decidió cambiar el nombre ya que arreglar el tatuaje resultaba más caro

1 min

Una mujer llamada Johanna Giselhäll, de 30 años, decidió tatuarse el nombre de sus dos thijos en el brazo: Nova y Kevin. Para ello acudió a un tatuador que cuando acabó su trabajo había cometido un error tremendo. En vez de escribir Kevin escribió Kelvin. 

"Mi corazón se detuvo y pensé que me iba a desmayar", declaró Johanna a un diario sueco. 

Johanna exigió la devolución del dinero para arreglarse el tatuaje, pero cuando descubrió cuánto costaba arreglarlo decidió cambiar de estrategia. Era más barato cambiar el nombre que el tatuaje, por lo que Kevin pasará a llamarse Kelvin.