Menú Buscar

Cuatro localidades catalanas que merecen una visita

Calella de Palafrugell / PIXABAY

Manresa, Montblanc, Calella de Palafrugell y Montsonís, planes para una escapada veraniega

14.07.2018 10:07 h.
4 min

La Agencia Catalana de Turismo (ACT) entregó hace unos meses la distinción Ciudades y Villas con Carácter a Manresa y a Montblanc, mientras que Calella de Palafrugell y Montsonís recbieron el sello Pueblos con Encanto. Ahora que ha llegado el verano y hay más tiempo para el turismo, nada mejor que visitar estas cuatro localidades catalanas para hacer un poco de turismo. Pero, ¿qué se puede encontrar en cada una de ellas?

Montsonís y su castillo

Montsonís es un pequeño núcleo del municipio de Foradada. Además de su castillo, muy bien conservado y ocupado a lo largo de treinta generaciones por la misma familia, tiene otros elementos patrimoniales a destacar, como la iglesia románica de San Urbano o la de Santa Maria de Montsonís, el antiguo horno de pan, la abadía o el antiguo ayuntamiento, hoy convertido en alojamiento rural.

Castillo de Montsonís / LA NOGUERA - WIKIMEDIA COMMONS

Castillo de Montsonís / LA NOGUERA - WIKIMEDIA COMMONS

Este patrimonio, así como las farolas tradicionales de la vía pública y los enlosados de piedra de sus calles, dan valor al pueblo.

Calella de Palafrugell y su fachada marítima

Calella de Palafrugell destaca por el encanto de su fachada marítima, con sus casas blancas tan características de la Costa Brava y sus barcas de pescadores a pie de playa. Entre los lugares de interés, los visitantes pueden ver Port Bo, la Torre de Calella y el Castillo de Cap Roig.

Además, la localidad dispone de una amplia oferta de actividades turísticas, de restauración y de artesanía, entre las que destacan las visitas guiadas que recorren la obra de Josep Pla, las del Jardín botánico de Cap Roig y el Camino de Ronda.

Montblanc, la villa medieval

Fundada en 1163, la villa de Montblanc conserva su carácter monumental de la época medieval, siendo éste el pilar fundamental de su atractivo turístico. Complementan su oferta dirigida al visitante con su patrimonio cultural y natural. La marca Montblanc Medieval se vincula a la Ruta del Cister y es un referente para el turismo interior de la Costa Daurada.

Entre su patrimonio arquitectónico destacan el Antiguo Hospital de Santa Magdalena y la Iglesia del Hospital, el Casal de los Josa, su muralla o los palacios Alenyà y del Castlà. Dinamizan y difunden el carácter de la ciudad entidades como la Asociación Medieval de la Leyenda de Sant Jordi y festividades como la Semana Medieval.

Manresa, inspiración a Ignacio de Loyola

La capital del Bages proyecta su carácter espiritual como el lugar que inspiró a Ignacio de Loyola. Manresa es también el punto neurálgico del tramo catalán del Camino Ignaciano, la ciudad de la luz del gótico y un referente del barroco catalán. Como elementos de interés para el visitante, destacan el patrimonio inmaterial ignaciano y jesuita, La Seu, la Sèquia, el Centro de Interpretación de la calle del Balç, el Puente Viejo, el Convento de Santa Clara o el Palacio del Obispo, entre otros.

Puente Viejo de Manresa / WIKIMEDIA COMMONS

Puente Viejo de Manresa / WIKIMEDIA COMMONS

Manresa complementa su candidatura con la capitalidad de la cultura catalana, ferias como la de la Mediterránea y la Azada, sus itinerarios modernistas, rutas como la de la Anilla Verde y su legado industrial.

¿Quiere hacer un comentario?