Menú Buscar
Pantalla informativa con los vuelos del día, siendo necesaria la tarjeta de embarque / Joachim Laatz EN PIXABAY

Controles aeroportuarios que deberás pasar si aparecen las letras SSSS en la tarjeta de embarque

Estas cuatro letras incluyen al pasajero en una lista de riesgo, por lo que se deben pasar controles adicionales

Noelia Hontoria
6 min

Suena a leyenda urbana, pero no lo es. Los pasajeros con destino a Estados Unidos que encuentren las “temidas” SSSS en su tarjeta de embarque tendrán que pasar unos controles adicionales al resto del pasaje. No es un motivo para preocuparse, pero sí conviene saber la información necesaria sobre el proceso y ciertos contratiempos que pueden surgir como, por ejemplo, la imposibilidad de sacar la tarjeta de embarque desde casa o los dobles chequeos que tendrá su equipaje.

Este control es, a priori, aleatorio, pero puede estar condicionado por otros asuntos, como la no concordancia de los datos de la documentación con los datos de la reserva. En cualquier caso, el primer consejo es mantener siempre una actitud tranquila y de cooperación con el personal del aeropuerto. Si no hay nada que ocultar y todo está en regla, las letras SSSS en la tarjeta de embarque no van a prohibir a nadie, por sí solas, viajar a su destino. Queda en manos del pasajero tenerlo todo en orden para poder volar a Estados Unidos.

Problemas con el check-in

La primera señal de alarma que puede tener el pasajero que ya ha sido designado por las autoridades americanas para tener una tarjeta de embarque con SSSS es la imposibilidad de imprimir la misma desde casa. La aplicación de la aerolínea devolverá un mensaje de error y le invitará al pasajero a hacer el check-in desde un mostrador del aeropuerto. Este proceso no es más complicado que acudir, con más antelación de la prevista, a los mostradores de facturación con toda la documentación en orden.

Un pasajero español necesitará pasaporte y documento ESTA aprobado para volar. En el mostrador comprobarán que los datos coinciden con el del billete y ofrecerán la tarjeta de embarque impresa. Además, el pasajero con las SSSS en ellas se someterá, aquí mismo, a un pequeño cuestionario oral en el que se preguntará acerca de su equipaje, su reserva, su estancia y algún dato adicional de interés. Esta pequeña entrevista no suele durar más de cinco minutos.

Hombre esperando en el aeropuerto, en su tarjeta de embarque podría ser SSSS / Jan Vašek EN PIXABAY
Hombre esperando en el aeropuerto con su tarjeta de embarque / Jan Vašek EN PIXABAY

Controles adicionales

A partir de este punto, el pasajero con tarjeta de embarque SSSS deberá seguir el mismo camino que el resto de pasajeros, pero se recomienda que acuda con un poco más de tiempo que el resto ya que tendrá que pasar algunos controles adicionales. El control de seguridad para acceder a la zona de embarque es el mismo para todos, a continuación seguirá un control de documentación y, por último, en las ventanillas o puestos que dan acceso a la puerta de embarque, al escanear su tarjeta de embarque se le solicitará que pase a un cuarto con los agentes de seguridad.

En este habitáculo inspeccionarán el equipaje de mano, pedirán al pasajero que se quite los zapatos y que encienda los dispositivos electrónicos que lleve consigo y se le realizará un nuevo control de explosivos. Este trámite, en condiciones normales, no debe durar más de 10 minutos, aparte del tiempo de espera para ser atendido. Si sale satisfactorio, le sellarán la tarjeta de embarque y ya podrá subir a su avión sin que nadie ponga impedimento. Además, las maletas facturadas también tendrán un mayor control en el recinto aeroportuario al ser considerados “pasajeros de riesgo”.

¿Y en destino?

Los controles adicionales para un pasajero SSSS finalizan en el aeropuerto de origen. Al llegar a destino, queda en manos del personal de aduanas del aeropuerto realizar nuevos controles o cualquier otro asunto relacionado ya que, en este caso, ya no se muestra la tarjeta de embarque, sino que todos los trámites se realizan con pasaporte y/o ESTA.

Tener las famosas letras SSSS puede deberse a algún problema anterior, a pertenecer a un posible grupo de riesgo, a fallos en la documentación, a datos que no concuerdan o, simplemente, a un simple algoritmo aleatorio. Detalles como que el vuelo proceda de una escala de un destino “peligroso” o que el pasajero solo tenga billete de ida o haya pagado en efectivo también puede encender las alarmas. En cualquier caso, es una lotería que le puede tocar a cualquiera y que no debe dar ningún problema adicional más allá de perder un poco más de tiempo en el aeropuerto.