Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pruebas en los bombos antes del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad / EP

Consejos prácticos para no arruinarse si toca el Gordo de Navidad

Un estudio afirma que el 70% de los premiados tiene mucho menos dinero pasados cinco años

6 min

Ya se cuentan los días para el sorteo de la Lotería de Navidad que, como todos los años, se celebra el 22 de diciembre en el Teatro Real de Madrid. Loterías y Apuestas del Estado pone en juego un total de 2.380 millones de euros en el sorteo más famoso del año, para el que pone a la venta 170 millones de décimos. Y, como todos los años, el público espera impaciente a que los niños del colegio de San Ildefonso canten el Gordo de Navidad con su número escrito y les den parte de los 4 millones de euros que reparte. 

Pero, a veces, la suerte es una maldición. Y el Sorteo Extraordinario de Navidad no es una excepción al dicho. Un estudio realizado por la asociación European Financial Planning Association (EFPA) afirma que el 70% de los premiados con la Lotería de Navidad tiene mucho menos dinero cinco años después de haber ganado el premio. Según el mismo estudio, el motivo no es otro que las malas decisiones de inversión y el tomar medidas precipitadas fruto de la felicidad del momento. Es por eso que, a continuación, os damos algunos consejos para evitar que ocurra.

Imagen de un lotero con varios décimos de Navidad / EP
Imagen de un lotero con varios décimos de Navidad / EP

Hacienda siempre gana

No es una frase hecha, es una realidad. Mucha gente no recuerda que el premio ganado no es íntegro. Primero compramos un número de lotería cuyo precio incluye los impuestos y luego ganamos un premio del que hacienda se lleva su parte. Pero menos que otros años, ya que en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 se aprobó ampliar el mínimo exento de los premios de la lotería y hacerlo, además, de forma progresiva.

En otras palabras, solo tributamos si el premio supera los 20.000 euros. El importe libre de impuestos se ha multiplicado por 8 desde 2017, cuando el límite estaba en 2.500, y en 2020 estará en 40.000 euros. Lo que no varía es el porcentaje al que hay que tributar, que sigue siendo del 20%. Por ejemplo, si este año fuéramos agraciados con el primer premio (400.000 a un décimo), el importe neto que recibiríamos en nuestra cuenta sería de 324.000 euros.

Además, hay otros aspectos que debemos tener en cuenta, como el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Si queremos donar parte de nuestro premio a un familiar debemos tener en cuenta que, si no podemos demostrar que el boleto es compartido, tendremos que tributar en algunas comunidades autónomas.

Ejercicio de planificación financiera

Por lo general, la mayoría de los premiados, además de los caprichos, suelen regalar parte del premio a un familiar, cancelan la hipoteca o dejan su trabajo sin pensar si eso es lo más adecuado. Para sacarle el mayor partido posible al dinero que nos ha tocado tenemos que tarnos un tiempo antes de comenzar a gastar o a invertir, aunque conviene recordar que la ley nos da un plazo máximo de tres meses para cobrar el décimo.

El objetivo es que nos acostumbremos a vivir con una cantidad elevada de dinero y podamos reflexionar sobre qué es lo que realmente queremos conseguir con ese dinero extra.

Rentabilizar el premio

Cuando ya hemos definido nuestros objetivos vitales, el siguiente paso es hacer números para ver qué coste tienen. La experiencia nos dice que los españoles, por lo general, somos muy conservadores. Por eso, es muy importante saber que si decidimos no invertir nuestro dinero nos enfrentamos al riesgo de no cubrir la inflación.

Cuando acudimos a los mercados financieros lo más importante es fijar la rentabilidad objetivo que necesitamos. Y eso es lo que va a determinar qué nivel de riesgo podemos asumir y qué cartera o qué activo financiero es el más adecuado para nosotros.

Detalle de las bolas del Sorteo Extraordinario de Navidad / EP

Detalle de las bolas del Sorteo Extraordinario de Navidad / EP

Para maximizar el dinero del premio deberíamos buscar una cartera diversificada. Además, si contamos con un gran horizonte temporal de inversión, podemos asumir más riesgo con nuestras inversiones, lo que hará que nuestro capital final sea mucho mayor. Y una opción que nos permite diversificar, que tiene beneficios fiscales y nos permite acceder a una gestión profesional, son los fondos de inversión.

¿Qué hago con mi vivienda?

Es habitual escuchar de los premiados que lo primero que van a hacer es quitar la hipoteca. Lo primero que habría que ver es si la rentabilidad que nos da el dinero invertido es mayor que el coste de financiación porque, en ese caso, no interesaría amortizar la hipoteca. Por otro lado, si la vivienda habitual la compramos antes de 2013, tenemos una ventaja fiscal en el IRPF que puede que no nos interese perder...

Por ese motivo siempre es conveniente poner todas nuestras finanzas en perspectiva para evaluar qué opciones son las más adecuadas para nuestro patrimonio, tanto desde el punto de vista financiero como fiscal.