Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Joven llevando a una chica "de paquete" en su moto / Sandra Seitamaa en UNSPLASH

Consejos para ir "de paquete" en una moto de forma segura

Recomendaciones clave para saber cómo sentarse, cómo subirse o bajarse de la motocicleta o qué prendas de ropa utilizar

Victoria Herrero
6 min

Para muchos, tener moto y circular con ella es la forma más sencilla de, por ejemplo, moverse en una gran ciudad y evitar de esta manera los atascos o los problemas de aparcamiento; o bien hacer turismo y descubrir diferentes destinos. Un trayecto que, ya sea en la urbe o bien de vacaciones, en ocasiones no se realiza solo y sí acompañado de otra persona como "paquete".

Sin embargo, conducir una motocicleta con un pasajero debe hacerse siguiendo una serie de recomendaciones que redundarán en la seguridad tanto de esa persona como del conductor que pilota este vehículo de dos ruedas. Y es que no son pocos los que desconocen cómo debe ir esta persona, cómo subirse a la moto o si puede ser menor de edad. 

Aspectos básicos

Puede parecer que no tiene mucha importancia, pero cuando esta otra persona se sube a una motocicleta siempre debe hacerlo por el lado izquierdo. Algo que no se trata de una manía o una circunstancia anecdótica. La razón es lógica para que la moto no se caiga al suelo y pueda lastimar a algunos de los pasajeros. Por ello, lo primero es que se siente el conductor y sujete bien la moto mientras, a continuación, la persona que va detrás se sube por ese lado agarrándose si es necesario de los hombros del piloto. 

¿Y para bajar? Uno no se puede bajar de la moto sin que el piloto lo indique. Una vez este sujete el manillar con seguridad para que la motocicleta no se mueva, acciona el freno y extiende la pata de cabra para que la moto esté sujeta. Ahora es el turno de bajarse y se hace por el lado contrario de la subida: se pone de pie sobre los estribos, se apoya en los hombros de la otra persona de nuevo y se pasa la pierna derecha sobre el asiento hasta tocar el suelo. 

¿Cómo colocarse?

Una vez sentado y antes de poner la moto en marcha es esencial que ese pasajero se siente lo más cerca que pueda del conductor y con sus manos alrededor de la cintura de este; así como con los pies en los estribos. Nada de apoyarse en los hombros o en los brazos ya que si se hace esto se corre peligro de que se dificulten los movimientos y la conducción del primero.

En ocasiones se repite la imagen de un pasajero que se agarra en la parte trasera de algunas motos que por su diseño así lo permiten ya que cuentan con unos asideros al uso. Sin embargo, en este caso, un acelerón puede hacer que este pierda el equilibrio y se caiga hacia atrás. 

Siempre con casco

Esto, más que una recomendación, es una obligación si no se quiere que un agente de la autoridad pare la moto e imponga una multa por no llevar puesto este elemento de seguridad que no admite excusa alguna. Así pues, tanto el piloto con su "paquete" deben llevar cascos homologados y que cumplan con su función. 

Cascos de moto, obligatorios tanto para el conductor como para el "paquete" de esa motocicleta / Gijs Coolen en UNSPLASH
Cascos de moto, obligatorios tanto para el conductor como para el "paquete" de esa motocicleta / Gijs Coolen en UNSPLASH

Ahora bien, en este punto es importante evitar que ambos casos choquen entre sí cuando, por ejemplo, se da un frenazo inesperado de la moto. En este caso, lo más aconsejable es no poner la cabeza de la persona justo detrás de la del conductor, sino mejor ligeramente ladeada para no tener un susto en este sentido. Esto último también guarda mucha relación con la forma de conducción de una persona cuando lleva un pasajero (e incluso sin él): nada de superar la velocidad permitida, reducir al máximo las aceleraciones y las frenadas y tomar las curvas de manera suave. 

¿Se puede llevar a un menor?

Son muchos los padres que para ahorrarse tiempo por las mañanas deciden llevar a sus hijos al colegio en moto. En este tipo de situaciones, la normativa de la Dirección General de Tráfico es clara: se puede llevar a un niño como copiloto cuando este tenga cumplidos los 12 años. Eso sí, hay una excepción y es que en algunos casos ese menor puede ir de copiloto si tiene 7; pero, siempre y cuando la persona que pilote ese vehículo de dos ruedas sea su padre, su madre, el tutor o una persona mayor de edad autorizada por los progenitores. 

Pero, más allá de una cuestión de edad, en este caso es importante hacer caso a una serie de consejos obligatorios. Esto es, el niño debe ir perfectamente montado y contando con un asiento propio, su cabeza debe estar protegida por un casco (de su talla) como es lógico, además de que siempre debe ir sentado a horcajadas y nunca de lado por muy corto que sea el trayecto. Y una recomendación para todos los ocupantes de la moto: nada de llevar ni pantalón corto, ni chanclas. En todo momento la indumentaria protegerá ante posibles caídas o abrasiones en el suelo.