Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Detalle de la luz que sale de un proyector / Alex Litvin en UNSPLASH

Cine de verano en la terraza: consejos para comprar un proyector

Las mejores recomendaciones pasan por comprobar el espacio que se dispone, así como las características técnicas del aparato

Victoria Herrero
6 min

Las buenas temperaturas invitan a disfrutar del aire libre en el campo, en la playa, cenando bajo la luz de la luna o escuchando conciertos de música al caer la tarde con un buen aperitivo. Otra de las actividades preferidas por todos durante los meses de verano y más calor es aprovechar, los que tengan esa suerte, de una terraza amplia para estar con amigos y familia en una divertida velada nocturna que incluya una sesión de cine casera.

¿Cómo? Comprando un proyector para no perderse detalle de las mejores películas que gustarán tanto a grandes como a pequeños. En estas líneas se descubrirá todo lo que hay que saber para comprar el mejor sistema de proyección para colocarlo en la terraza o el jardín. Con esto ya solo faltarían unos asientos de lo más cómodos, una bebida y las clásicas palomitas de maíz

Imagen de un proyector en pleno campo / Derek Sutton en UNSPLASH
Imagen de un proyector en pleno campo / Derek Sutton en UNSPLASH

¿Dónde se proyectará?

Las medidas. Esto es, si la terraza es de dimensiones muy reducidas o no cuenta con una superficie (mejor lisa) donde se proyecte esa imagen, de poco sirve comprarse el modelo de proyector más avanzado; tal y como si estuviese en el mismo cine. Hay que pensar primero en esta parte logística y adecuar la compra a las necesidades exteriores que tenga la vivienda de cada usuario. 

Para no equivocarse en este sentido, además de ese espacio y del aparato una buena idea es hacerse con una pantalla de proyección ya que las paredes de ladrillo, si hay estuco o si ese muro está pintado de un color que no sea blanco pueden hacer que ciertos detalles de la imagen no sean captados e incluso emborronar alguna escena

Características específicas

Al hilo de lo anterior puede que sí se disponga de la pared perfecta para ver esa película proyectada, pero la distancia a la que se sienten los espectadores no sea muy amplia. No hay problema, cuando se consulte al profesional del establecimiento de tecnología hay que mencionarle que en este caso sería necesario que el proyector fuese de tiro corto; ideal para estos pocos metros.

Más aspectos técnicos: un buen consejo es buscar un proyector que tenga un nivel de brillo adecuado ya que la luz ambiental que se pueda tener en esa terraza o en ese jardín quizá sea algo mayor que la se tiene en casa. Para no equivocarse, con un proyector de más de 2.500 lúmenes ANSI (se refiere a la potencia de esa luz) sería más que suficiente. 

Generación de la imagen

Cuando se trata de concretar la tecnología que emplea un proyector para generar la imagen que posteriormente se va a ver, conviene hablar de tres tipos: el popular LCD (Liquid Crystal Display), el DLP (Digital Light Processing) y el LCoS (Liquid Crystal on Silicon). En el caso del primero, como en un televisor, el funcionamiento se basa en una fuente de luz a través de pequeños paneles LCD, a los que se les asignan los colores rojo, verde y azul para crear y proyectar esas escenas. Las ventajas es este caso es la naturalidad y la luminosidad de la escena. 

Por el contrario, los proyectores con DLP lo que hacen es usar esa fuente de luz pero combinada con una rueda de color y un chip con una especie de pequeños espejos inclinados que es por donde se cuela ese haz que se refleja y llega a la pantalla. La desventaja en este caso es que la fidelidad de color es algo menor. El último sistema es mucho más complejo que los anteriores ya que es una mezcla de las bondades de ambos, con lo que se consigue un contraste muy bueno con unos negros profundos. Lo negativo, que los proyectores con este sistema son más caros. 

Últimos aspectos importantes

Cuando se trata de montar un proyector en este espacio exterior, no hay mayores dificultades si se compara con el interior de un salón. Eso sí, conviene fijarse en que haya varios enchufes de corriente eléctrica cercanos (o bien usar un alargador de varias entradas), ya que además del proyector será casi necesario conectar un par de altavoces para mejorar la calidad de sonido.

Si además de ver películas, se quiere ver la televisión por TDT convencional, sería recomendable tener una toma de la antena no muy lejos, así como un receptor externo si el proyector elegido no lo tiene. También se pueden ver canales por medio de una conexión wifi (hay que comprobar que la señal llega bien), así como usando aplicaciones de plataformas de streaming descargando los dispositivos concretos en este caso.