Menú Buscar
Un aeropuerto, donde comenzarán a ser habituales los sistemas de ozono / Eak K. EN PIXABAY

Cómo funcionan las máquinas de ozono que se están instalando en muchas tiendas

Los ozonizadores se pueden utilizar en espacios públicos cerrados, pero también en el hogar

Noelia Hontoria
5 min

Las máquinas de ozono (también llamadas ozonizadores) han visto aumentar su popularidad y su uso con la llegada de la desescalada. La clave reside en que se han convertido en una de las herramientas para luchar contra el coronavirus en espacios públicos y muchas tiendas, establecimientos y otros lugares en los que se prevé tránsito de personas se están instalando. Se trata de una de las medidas de protección más efectivas, aunque su funcionamiento sea desconocido para la mayor parte de la población.

El objetivo de estas máquinas es sencillo: limpiar y desinfectar el ambiente sin esfuerzo y en tiempo récord. Esta desinfección tiene muchas ventajas, la clave reside principalmente en el poder del ozono para limpiar la atmósfera. Aunque inicialmente haya que realizar una inversión, a medio plazo ahorra costes de limpieza y optimiza los tiempos del personal. Además, es respetuoso con el medio ambiente y no contamina. Las máquinas de ozono han llegado para quedarse y es importante conocer para qué sirven, dónde se pueden usar y cuál es su precio.

Beneficios de las máquinas de ozono

Entre las ventajas que se pueden lograr con los tratamientos de la ozonización, en el caso de la protección contra el coronavirus, estas pasan por tener la capacidad de renovar el aire en ciertos espacios cerrados, desinfectando con excelentes resultados y, por lo tanto, reduciendo la probabilidad de contagio con ciertos agentes nocivos. Gracias a estas máquinas se pueden evitar muchas enfermedades, no solo el Covid-19, también otras que se transmiten a través del aire y que se podrían reducir gracias a la incorporación masiva de estas máquinas en espacios públicos.

Además, también son una buena herramienta para eliminar olores y dejar de lado el uso de productos químicos, contaminantes para el medio ambiente. En cuestión de costes, resulta más económico a medio y largo plazo instalar una máquina de este tipo en una tienda, ya que esto reduce los costes de limpieza, tanto económicos como de tiempo, lo que mejora el beneficio de la empresa y la productividad de sus empleados, que dedicarán menos tiempo a limpiar, en caso de que sean ellos los que se encarguen de la tarea de limpieza y desinfección.

Un ejemplo de máquinas de ozono / FENGT
Un ejemplo de máquinas de ozono / FENGT

¿En qué espacios se pueden utilizar?

Una de las dudas versa en torno a dónde se pueden utilizar estas máquinas. Los ozonizadores están especialmente indicados para espacios públicos cerrados y dependiendo del tamaño de estos se deberá optar también por un tipo de máquina u otra. Normalmente, los ozonizadores indican cuál es el tamaño máximo que pueden limpiar y desinfectar. También se pueden utilizar en el hogar y no solo sirven para desinfectar, también para eliminar malos olores propios de la casa (comida, sudor, olor a animales…).

El precio de las máquinas varía y depende mucho de su tamaño, sus características técnicas y sus capacidades. Una máquina de ozono para el hogar o tiendas pequeñas, con una capacidad para desinfectar en torno a 50 metros cuadrados, puede tener un coste a partir de 100 euros. Hay otros modelos más contenidos, pensados para una habitación pequeña de 10 metros cuadrados, con un precio a partir de 30 euros. Los profesionales, con capacidad para hasta 6.000 metros cuadrados, rondan los 6.000 euros.

Tipos de máquinas de ozono

Resumido a grandes rasgos, se puede concluir que existen dos tipos de máquinas de ozono. Por un lado, están los generadores de ozono estáticos, que se dejan fijos en una estancia y tienen una producción baja de ozono. Son los más recomendados para el hogar y para espacios comerciales y se pueden utilizar en sitios donde transiten personas o animales. Su funcionamiento puede ser continuo o intermitente.

Por otro lado, se encuentran los generadores de ozono portátiles, también conocidos como generadores de ozono de choque o cañones. Su capacidad para emitir ozono es alta y se recomienda más su utilización para espacios en los que no transiten personas ni animales, por ejemplo, una gran superficie por la noche o un avión que esté parado en pista, sin viajeros ni tripulación.