Menú Buscar
El precio de comer en un avión / PIXABAY

¿Sabías que comer en un avión puede costar casi cuatro veces más que en tierra?

El precio de los productos experimenta una subida de más del 1.000% cuando se sirven durante un vuelo

3 min

Los viajeros están acostumbrados a tener que pagar un precio desorbitado por un pequeño aperitivo a bordo del avión durante sus viajes. De hecho, el 55% de los viajeros están dispuestos a gastarse más dinero del habitual en comida cuando viajan. Así lo ha revelado un estudio elaborado por Kayak sobre los hábitos de viaje de los españoles.

Por ejemplo, un simple cruasán servido durante un vuelo puede alcanzar un precio hasta un 400% superior que en un supermercado, mientras que una chocolatina puede tener aumento de un 203% en algunas aerolíneas. El desayuno más económico se sirve en la aerolínea Iberia Express, donde por cuatro euros los pasajeros pueden disfrutar de un café con leche o un zumo acompañado de un cruasán, un yogur, un paquete de galletas o un chocolate.

Bebidas hasta diez veces por encima de su coste

En el caso del agua mineral, Ryanair tiene el precio más alto por una botella pequeña: tres euros, un 1.132% por encima de su precio en un supermercado y el triple que en cualquier tienda de un aeropuerto de España, pues desde el pasado marzo Aena les obliga a disponer de botellas de agua pequeñas al precio máximo de un euro.

Cruasanes / PIXABAY

Cruasanes / PIXABAY

Una cerveza o una copa de vino acompañado de cacahuetes o aceitunas es un buen compañero para amenizar las horas a bordo del avión. Sin embargo, el precio del aperitivo puede estropear esa calma. Una lata de cerveza a bordo puede costar más de un 150% que en uno de los establecimientos del aeropuerto. En el caso del vino el incremento no es tan notable. EasyJet y Ryanair son las aerolíneas que más cobran por los caldos (6 euros y 5,95 euros respectivamente), más de un 60% más de lo que costaría en el aeropuerto.

Por otro lado, un simple paquete de aceitunas puede alcanzar un precio de 2,50 euros en EasyJet, Iberia Express y Vueling, el doble que en el supermercado. Y los cacahuetes experimentan un aumento de casi el 300% en aerolíneas como Volotea, donde cuestan tres euros.