Menú Buscar
Valle de Tena (Aragón), un plan para no pisar la playa este verano / WEEKENDESK

Cinco planes para no pisar la playa en verano

Si eres de esas personas que odian el calor y el mar, estos planes ‘fresquitos’ son para ti

5 min

El calor agobiante, las multitudes en las playas, los niños en las piscinas, las colas en las terrazas… No a todo el mundo le gusta el verano. Hay quienes prefieren el frío al calor y la montaña a la playa. Para todos ellos va dirigida esta selección de planes anti-verano que ha elaborado Weekendesk.

El portal especializado en escapadas temáticas de fin de semana recomienda cinco viajes a destinos con las temperaturas más suaves y frías en la península Ibérica. Son lugares en los que los viajeros tendrán que usar las sábanas para arroparse por las noches.

El Valle de Tena 

El Pirineo aragonés es una buena opción para quienes busquen huir del calor. Aunque en verano los termómetros pueden llegar hasta los 40 grados, por la noche las temperaturas son muy suaves. El norte de la provincia de Huesca es una opción perfecta para desconectar, estar en contacto con la naturaleza y respirar aire puro.

Allí se encuentra el Abba Formigal Hotel, donde tienen un plan formidable para las noches de verano: subir a su terraza panorámica, desde donde podrás admirar la impresionante vista de los Pirineos mientras tomas algo. Eso sí, necesitarás una mantita cuando caiga la tarde.

Serra do Candán 

¿Quién no ha soñado alguna vez con un verano con mínimas de 13 grados? Es la temperatura que tienen actualmente en Silleda, en la provincia de Pontevedra (Galicia), cuya localización ofrece una buena oportunidad para visitar la bellísima reserva natural de la Serra do Candán.

El Hotel Spa Vía Argentum, situado en una finca 27.000 metros cuadrados, es la mejor opción para un fin de semana de pura naturaleza. Allí te explicarán cómo llegar a la Fervenza Do Río Toxa, una cascada de visita obligada en la zona. Lujo y relax gracias al diseño moderno del alojamiento y un completo spa para una escapada refrescante.

Sileda (Galicia) / WEEKENDESK

Sileda (Galicia) / WEEKENDESK

El Valle de Arinsal

A más de 1.200 metros de altitud, Erts, un pequeño pueblo de 400 habitantes de Andorra, es un plan perfecto para los amantes de la montaña. En el valle de Arinsal se encuentra el Hotel Sant Gothard, donde tendrás unas impresionantes vistas a las montañas y del río Arinsal.

El alojamiento tiene zona de spa con piscina climatizada y sauna, y durante el verano también dispone de piscina exterior y una amplia terraza, ideal para hacer barbacoas.

Picos de Europa 

Con temperaturas que no suben de los 24 grados, la localidad de La Hermida, perteneciente al municipio cántabro de Peñarrubia, es un lugar sensacional para admirar los bellos Picos de Europa. Justo en la entrada al Parque Natural puedes alojarte en el Balneario de la Hermida, cuyas aguas fueron declaradas mineromedicinales desde mediados del siglo XIX. Un balneario de 2.000 metros cuadrados entre rocas y distribuido en tres espacios te espera para olvidarte del calor.

Ronda (Andalucía) / WEEKENDESK

Ronda (Andalucía) / WEEKENDESK

Sierra Grazalema 

Y terminamos el repaso a los planes más fríos del verano en el punto donde más llueve de toda España, la Sierra de Grazalema. En el extremo más occidental de la Cordillera Subbética cae una media de 2.100 mm de agua al año, que, en ocasiones, ha llegado a superar los 4.000 mm. Y aunque las temperaturas son altas durante el día, ¿qué mejor que pasarlas en un tipo de alojamiento que es el más fresco de la península?

El tradicional cortijo andaluz se edifica tradicionalmente en la Andalucía rural con el fin de soportar el calor extremo gracias a sus materiales de construcción y el color blanco de sus paredes. En el Hotel El Horcajo, un antiguo cortijo situado en el corazón de la Serranía de Ronda, en la provincia de Málaga, encontrarás un remanso de paz para evadirte durante las vacaciones.