Menú Buscar
Dos personas brindan con cervezas / CREATIVE COMMONS

Las mejores cervezas artesanales que se pueden probar en Cataluña

La tendencia de elaborar esta bebida de una forma más tradicional ha conquistado muchos paladares

28.11.2018 18:06 h.
7 min

La cerveza es una de las bebidas más consumidas en España y un complemento perfecto para casi cualquier momento en compañía de amigos. La infinidad de marcas que pueden encontrarse en cualquier supermercado contrasta, en ocasiones, con la limitada oferta de los bares, restaurantes y tabernas. Sin embargo, una nueva variable se ha introducido en esta ecuación en los últimos años. 

Las cervezas artesanas que se pueden encontrar, sobre todo en bares, enriquecen la variedad de oferta de los mismos. Además, éstas suponen un aliciente de cara al cliente que busca encontrar alguna marca en especial o probar nuevos sabores. Cataluña no se ha quedado al margen del mercado en expansión que suponen las cervezas artesanales y cuenta con varias dignas de probar. Suponen un nuevo matiz que se distingue no sólo en el paladar, sino también en la cuidada forma de elaboración que las hace casi únicas.

Montseny

Esta marca barcelonesa ha desarrollado hasta quince tipos de cerveza diferentes, entre las que se encuentran su Lupulus, una clásica blonde ale, hasta su Castanya, de alta fermentación y un 25% de castaña. También disponen de cervezas ecológicas, navideñas o negras. Su amplia oferta se corresponde con sus más de diez años de historia, en los que su expansión ha alcanzado incluso Estados Unidos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Avui juguem a casa!! #firadelbolet #Seva #cervesaartesana

Una publicación compartida de Cervesa del Montseny (@cervesamontseny) el

La Pirata

El largo recorrido como productores de esta bebida avala el trabajo de unos cerveceros que comenzaron en su propia casa en 2004 y que hoy en día cuentan con quince variedades distintas. Las galardonadas Black Storms y Viakrucis supusieron un salto de calidad para La Pirata, que en 2015 les ayudó a obtener un premio a la mejor cervecera nacional. Su especialidad son las cervezas potentes, con mucho sabor, un alto índice de amargor y muchos grados de alcohol como pueden ser la ¡Ay Carmela! y la Tremenda.

Espiga

La Espiga es una de las cervezas artesanales más conocidas de Cataluña y tiene su sede en el Alto Penedés. Cuenta con cuatro referencias distintas que se pueden degustar en más de setenta establecimientos de las provincias de Barcelona y Girona. Su producto más destacado es la Black Ipa, una cerveza negra de potente sabor que consiguió la medalla de plata en sendos concursos en 2014 y 2015.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Protegir-se de la gota freda amb una cervesa artesana i un gran plat per maridar-la. Aquesta tarda passa pel @CitizenCafe i demana un plat dels seus esplèndids nachos -els fan boníssims!- mentre l'acompanyes d'una Pale Ale! __________ Protegerse de la gota fría y la lluvía con una cerveza artesana y un gran plato para maridarla. Esta tarde pasa por el @CitizenCafe y píde un plato de sus espléndidos nachos -¡los hacen riquísimos!- mientras lo acompañas de una Pale Ale! __________ 📸 Comparteix les teves fotos a #CervesaEspiga __________ #cervesaartesana #cervezaartesana #craftbeer #brewery #brew #instabrew #beerlover #beergeek #beer #cervesa #cerveza #penedès #barcelona #craftbeerporn #craftbeerlover #instalike #picoftheday #goodmorning #foodie #foodporn #instafood #food

Una publicación compartida de Cervesa Espiga (@cervesaespiga) el

Barcelona Beer Company

Las cervezas elaboradas con agua del Parc Natural del Montseny presumen de no contener aditivo alguno. En Barcelona Beer Company cuentan con hasta diez cervezas distintas, de las que cinco sólo se venden por temporadas. Entre las bebidas de la marca causa especial curiosidad la Piquenbauer, dedicada al central del Barça. Otra peculiaridad de esta casa es que más de la mitad de su producción se destina a la exportación. Barcelona Beer Company cuenta con su propio restaurante en la calle Muntaner, donde probar sus cervezas acompañadas de los platos que mejor las complementan.

Rosita

La marca tarraconense ha conseguido alcanzar la cima de la gastronomía nacional metiéndose en restaurantes como los de Ferran Adrià o Juan Mari Arzak. Ésta podría considerarse, además de una cerveza artesanal, una gourmet con proyección internacional. A sus siete variedades distintas hay que unir las ediciones limitadas que en ocasiones ponen a la venta, como la Rosita BooomAdemás de los sabores clásicos, en Rosita han experimentado con los diferentes ingredientes para conseguir sabores más trabajados en cervezas como la Woll

La Calavera

Esta cervecera supone una forma distinta de entender el negocio, pues se definen como alejados de la industria y forman parte de una cooperativa de trabajo asociado. La Calavera cuenta con cuatro cervezas distintas de graduación moderada para lo habitual en la cerveza artesanal. Por este motivo cabe destacar la Medicaluna imperial stout de 8,5% de alcohol y con un envase novedoso en forma de bote de jarabe.