Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Castillo de Gardeny en Lleida / Jfuguetsans EN WIKIMEDIA COMMONS

Castillo Templario de Gardeny, una joya en Lleida

Este complejo monumental se encuentra a las afueras de la capital, muy cerca de otros atractivos turísticos de la ciudad

Noelia Hontoria
5 min

Este año toca turismo nacional. En Catalunya hay verdaderas joyas como para que su visitante no eche nada en falta. Sus costas bañadas por el Mar Mediterráneo son una delicia, pero también hay opciones para quienes busquen un entorno rural con paisajes de otro mundo o una gastronomía de la que hacen que se derrita el paladar. También se puede practicar turismo enológico, deportivo o cultural. Precisamente sobre este último se va a hablar en este artículo y más concretamente sobre un monumento como es el Castillo Templario de Gardeny.

Esta joya se encuentra en la provincia de Lleida y tiene a sus espaldas una larga tradición e historia. El paisaje que se puede contemplar desde él es precioso y su estado de conservación es bastante bueno. El Castillo Templario de Gardeny es una buena opción para aquellos que deseen descubrir la ruta Domus Templi. Se trata de un escenario histórico con más de ocho siglos y que puede ser una buena opción para disfrutar de las vacaciones de verano 2020 o simplemente para pasar un día agradable.

Historia

Corría el siglo XII cuando la Orden del Temple construyó un complejo monumental en la colina de Gardeny. Su principal objetivo fue convertirse en base de operaciones militares, para después pasar a ser, algunos siglos más tarde, una construcción defensiva. Esta fortaleza mantiene hoy en día gran parte de los escenarios que se vivieron durante la Corona de Aragón. Aunque quedan restos y zonas algo peor conservadas, el conjunto es bastante visible en la actualidad y supone uno de los mejores puntos de la ruta Domus Templi.

Esta ruta incluye también a Peñíscola, Tortosa, Miravet y Monzón. Hay que tener en cuenta que, aunque se conserva parte de la arquitectura original, en los siglos XVII y XVIII tuvieron lugar algunas modificaciones. El conjunto monumental está formado por murallas y torres de contención y en su interior se encuentran los edificios que lo componen en torno a un patio central, donde destacan la Torre del homenaje y la iglesia de Santa María de Gardeny.

Cómo visitarlo

Existen varias formas de visitar el Castillo Templario de Gardeny. La entrada libre se puede adquirir por 2.65 euros para adultos, 1.65 euros para grupos, pensionistas, jóvenes y otros colectivos que puedan acreditarlo y que se contemple como objeto de entrada reducida, o gratis para menores de 13 años, mayores de 65 años, discapacitados y grupos escolares o acciones de promoción turística. La oficina de Turismo de Lleida puede informar acerca de los tipos de entrada y descuentos.

Además, existen algunas iniciativas que permiten conocer mejor el castillo y vivirlo de una manera especial. Una de ellas es la actividad Templario por un día. Se trata de una visita guiada que se enfoca de una manera divertida, permite, entre otras cosas, utilizar ciertos objetos y revivir cómo era ser templario en el siglo XII. Esta actividad tiene un coste de 93.25 euros para grupos de 30 personas. Su duración es de una hora y es necesario reservar con antelación para poder disfrutar de ella en las fechas disponibles.

Castillo de Gardeny / Antoni Grifol EN WIKIMEDIA COMMONS
Castillo de Gardeny / Antoni Grifol EN WIKIMEDIA COMMONS

Cómo llegar

Lo mejor de este complejo monumental de Gardeny es su cercanía con el centro histórico de Lleida. De hecho, se puede llegar hasta él caminando por la avenida de Madrid. Su distancia con la catedral Seu Vella, el punto más turístico de la capital leridana, es de apenas 1 kilómetro y medio, por lo que es totalmente asumible hacer una ruta completa por Lleida o incluso disfrutar de esta visita dando un paseo por la ciudad. Debido a la importancia del castillo y a sus bonitas vistas, se recomienda ir con tiempo para disfrutar bien del lugar.

Quien prefiera ir en transporte público también puede hacerlo. Hay una parada de autobús en la misma puerta del complejo monumental, la parada Pujada Gardeny, hasta donde llega actualmente el autobús número 4. O, en caso de disponer de vehículo privado, también se puede aparcar en las inmediaciones del conjunto, para después subir caminando al castillo y al resto de edificios que componen esta joya cultural de Lleida.