Menú Buscar
Castillo de Cardona / CARDONA TURISME

El castillo de Cardona, la fortaleza medieval más importante de Cataluña

Además de la fortaleza, dentro del municipio se pueden visitar la montaña de sal o el pueblo medieval

Rocío Ortiz
6 min

Cardona es un municipio que pertenece a la comarca del Bages, en la provincia de Barcelona. Es uno de los lugares de Cataluña con más historia, pues sus inicios se remontan al siglo X, cuando el conde Borrell II otorgó la IIª Carta Puebla, aunque los restos ibéricos confirman que existía mucho antes. Cardona se presenta como un destino muy especial por su centro medieval, los parajes naturales que rodean el pueblo, las famosas minas de sal y, por su puesto, su castillo.

Este último es probablemente la fortaleza medieval más importante de Cataluña. Fue fundado por Wilfredo el Velloso en el año 886 y dentro de él se puede visitar la colegiata de Sant Vicenç, un templo románico lombardo con siglos de historia, otra de las edificaciones más destacadas. Pero, ¿qué otros aspectos convierten el castillo de Cardona en el punto de mayor interés de la ciudad?

El castillo de Cardona 

Entre los siglos XI y XV, el castillo fue la residencia de la familia Cardona, uno de los linajes más ricos de la época conocidos comúnmente como “los reyes sin corona”. Sin embargo, una de las etapas que marcó la historia del castillo fue la Guerra de Sucesión Española. Cataluña se posicionó contra el heredero Felipe V en el conflicto que se prolongaría trece años. Después de la capitulación de Barcelona en el 1714, fue la última fortificación austracista que resistió, hasta que una semana después cayó en manos de Los Borbones.

El castillo se puede visitar todos los sábados y los domingos del año. Abre las puertas al público a las 11 horas, con visitas guiadas en castellano hasta las 13 horas, que comienzan a hacerse en catalán. De cualquier manera, estos horarios pueden variar en función de los actos privados de la colegiata de Sant Vicenç. Entre semana, las visitas son de martes a viernes y únicamente con cita previa.

La montaña de sal

Otro de los atractivos de esta localidad es la montaña de sal, que mide 120 metros y es la punta de un disparo de casi dos kilómetros de profundidad. Se trata de un fenómeno natural que todavía crece a medida que la lluvia erosiona. A principios del año 1900, Emili Viader descubrió esta galería de sal potásica, que transformó la vida del pueblo y se convirtió en una de las minas más importantes del mundo.

No obstante, no fue hasta 2003 cuando paso a ser el Parque Cultural de la Montaña de sal, donde se pueden recorrer sus galerías subterráneas, ver la maquinaria de extracción y aprenderlo todo sobre la explotación salina. La visita puede ser guiada o teatralizada, aunque estas últimas solo se ofrecen los sábados, los domingos y los festivos en catalán. Mientras que su acceso guiado pueden ser de martes a miércoles, a las 11.30 horas en catalán y a partir de las 13.30 horas en castellano o, los fines de semana alternando cada media hora, desde las 10.30h que comienza en catalán hasta las 16.46 horas que finalizan en castellano. 

Muntanya de sal / CARDONA TURISME
Muntanya de sal / CARDONA TURISME

El centro histórico

Al lado del castillo de Cardona se encuentra el pueblo medieval. Se trata de un conjunto de estrechos callejones con muchísimo encanto en los que se pueden visitar majestuosos casales y construcciones como la iglesia de Sant Miquel. Además, los domingos se revive la esencia del pueblo-mercado durante toda la mañana. 

Para disfrutar al máximo de esta experiencia, se recomiendan dos lugares atípicos en los que hospedarse. El Parador de Cardona es el sitio ideal ya que se encuentro dentro del propio castillo. Por otro lado, algo alejado del centro pero la opción perfecta para desconectar y disfrutar del Bages, se recomienda el camping Cal Paradís, con parcelas o bungalows que maravillan a todos los que pasan la noche.

¿Cómo llegar a Cardona?

Para llegar a Cardona existen varias opciones. Se puede acceder desde Barcelona por la carretera C-16 hasta Manresa y luego C-55 dirección Solsona. A partir de aquí, para visitar al castillo hay que coger la primera salida de Cardona o, por otro lado, la segunda para llegar hasta el pueblo. Desde el centro de la ciudad de Barcelona se tarda aproximadamente una hora y media

Para llegar en bus, se puede ir tanto en ALSA como en Alsina Graells desde la estación del Nord de Barcelona hasta Cardona. Su tiempo aproximado es de una hora y 45 minutos y cuesta 25 euros ida y vuelta. Para ver otras combinaciones, se puede visitar las página oficial de ALSA. En tren también se puede acceder. La única opción que hay es viajar hasta Manresa en Ferrocarrils de Generalitat o Renfe y, desde allí, habría que continuar en el bus de Alsa.