Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La lancha eléctrica Candela Seven / CANDELA

Candela Seven, la lancha eléctrica que aspira a convertirse en el Tesla de los mares

El barco tiene una hidroala en la parte inferior que genera la sensación de que la lancha vuela sobre las olas

3 min

Los vehículos eléctricos han llegado para quedarse. La empresa sueca Candela ha presentado el Candela Seven, el primer barco eléctrico con suficiente alcance y velocidad para competir con los vehículos de motor de combustibles fósiles en igualdad de condiciones.

Mientras que los barcos eléctricos rápidos convencionales se han visto obstaculizados por sus cascos ineficientes y, en consecuencia, su corto alcance, Candela, está adoptando un nuevo enfoque y llega con mucha fuerza para convertirse en el Tesla de los mares.

Hidroala

Su primer modelo es capaz de alcanzar velocidades de más de 30 nudos, superior a 55 kilómetros por hora, y tiene una hidroala en la parte inferior que genera la sensación de que la lancha vuela sobre las olas. 

El diseño con curvas y formas aerodinámicas utiliza un 80 por ciento menos de energía a más de 20 nudos en comparación con las lanchas rápidas impulsadas por combustibles fósiles. Esto se traduce en una autonomía de 50 millas náuticas, unos 92 kilómetros aproximadamente, gracias a su batería de 40 kWh, tres veces mayor que la de los barcos eléctricos convencionales.

Fibra de carbono

El modelo innovador está fabricado con fibra de carbono e inspirado por el diseño de aeroplanos, que consigue que el barco no ofrezca resistencia al aire y al agua

En cuanto a sus dimensiones, el Candela tiene 7,7 metros de largo por 2,4 metros de ancho. Lo más destacado es que gracias a su hidroala de 1,2 metros, la lancha eléctrica se levanta por encima del agua y reduce la resistencia, volviéndose más rápido y ligero.

Motor eléctrico

El controlador de vuelo digital integrado del barco ajusta las láminas hasta 100 veces por segundo, teniendo en cuenta todos los factores ambientales, incluidas las olas, el viento e incluso los pasajeros que se mueven alrededor del barco. Sus láminas y su motor eléctrico hacen que su funcionamiento sea un 95 por ciento más barato que las tradicionales lanchas a motor que consumen mucha gasolina.

El barco pesa 1,3 toneladas y tiene capacidad para seis personas. Además, puede conectarse con redes 3G, su software se actualiza y tiene una pantalla táctil con información sobre la lancha y su funcionamiento.