Menú Buscar
Exterior del campanario de la iglesia de San Cristóbal de Beget, uno de los campanarios más importantes de Cataluña / Jordi Domenech - CREATIVE COMMONS 3.0

Cuatro campanarios para ver Cataluña desde los cielos

La comunidad cuenta con conjuntos históricos destacados que forman parte de su patrimonio cultural

Carlos Zapatero
6 min

Las iglesias y los edificios de carácter religioso siempre han estado posicionados como uno de los grandes atractivos turísticos que ofrecen multitud de destinos a nivel internacional. Cataluña es una de las regiones españolas que cuenta con un gran protagonismo en este sentido, debido al gran número de elementos arquitectónicos que conforman el patrimonio artístico.

Con una fuerte presencia a lo largo de todos los territorios que conforman la comunidad autónoma, gracias a su importante legado histórico, los campanarios han terminado por convertirse en una pieza indispensable del patrimonio de Cataluña. Estas son algunas de las mejores opciones que existen para comprobar su inmenso valor.

Iglesia de San Cristóbal de Beget

El municipio de Camprodón, en la provincia de Girona, posee uno de los secretos arquitectónicos mejor guardados del pueblo catalán, la iglesia de San Cristóbal de Beget. Está declarado Bien Cultural de Interés Nacional e incluido dentro del Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña y su importancia es especialmente relevante dentro de la herencia de la arquitectura de la ciudad. Casa a la perfección con la esencia medieval que desprende la localidad y lo mejor es que ha permanecido inherente al paso del tiempo.

De estilo románico, la torre del campanario es de lo más notable por la imagen de majestuosidad que contagia al resto de la fachada de la iglesia. De igual modo, el templo de Beget cuenta con una única nave, cubierta por una bóveda apuntada. A cada lado, emergen dos hermosas capillas, que utilizan los vecinos para dar misa cada semana.

Exterior del campanario de la iglesia de San Cristóbal de Beget / Sba73 - CREATIVE COMMONS 3.0
Exterior del campanario de la iglesia de San Cristóbal de Beget / SBA73 - CC

Iglesia de Santa María del Mar

En el centro de la ciudad de Barcelona se encuentra la iglesia de Santa María del Mar, convertida en uno de los grandes iconos del estilo gótico catalán. Inicialmente era conocida como la "Iglesia del Pueblo", ya que fue construida por los propios vecinos en un tiempo récord, 54 años. Estos contribuyeron por medio del trabajo físico, transportando las piedras desde la cantera de Montjuïc hasta el emplazamiento de la iglesia, además de proporcionar donaciones económicas privadas.

Su campanario cuenta con una altitud de 42 metros, siendo uno de los miradores más altos de la ciudad, desde el que se pueden obtener unas vistas inigualables de la misma. Desde el año 1931, la iglesia de Santa María del Mar cuenta con la distinción de Bien de Interés Cultural.

Basílica del Pi

El campanario de la basílica del Pi, ubicada también en la ciudad de Barcelona, es uno de los más importantes de Cataluña como consecuencia de su pasado medieval. Pese a que no ha gozado de la misma popularidad que otras construcciones religiosas de esta zona de España, la realidad es que tanto por su altura, 54 metros, como por su arquitectura, se encuentra al mismo nivel que otros campanarios mucho más reconocidos.

Para su construcción, únicamente se utilizó la piedra que provenía de Montjuïc, en la que se primó su calidad por encima del aspecto estético. Tanto es así que actualmente el campanario no tiene ningún problema estructural, más allá de las señales del paso del tiempo que se impregnan en su fachada. La Basílica del Pi es otro de los máximos referentes de la arquitectura gótica catalana que se reúne en la ciudad de Barcelona. 

Basílica de Sants Màrtir Just i Pastor

Situada en la misma plaza que lleva su nombre, la basílica de Sants Màrtir Just i Pastor ocupa un lugar destacado en el barrio Gótico de la ciudad de Barcelona. Se construyó durante los años 1342 y 1571 y rápidamente se convirtió en uno de los templos religiosos más notorios para la sociedad catalana, guardando todavía hoy un fuerte protagonismo para los habitantes de la ciudad.

Vista de Barcelona desde uno de los campanarios de la ciudad
Vista de Barcelona desde el campanario de la basílica de Sants Màrtir Just y Pastor / AJ. BCN

Su campanario, de 35 metros de altura, es su gran atractivo, ofreciendo unas vistas de 360º que no se pueden replicar desde ningún otro punto de Barcelona. Además, desde allí es posible disfrutar de la presencia del resto de campanarios que se encuentran muy próximos al mismo, creando un ambiente muy especial.