Menú Buscar
Mujer embarazada sintiendo las patadas de su bebé en la barriga / PIXABAY

¿Por qué los bebés dan patadas cuando están en la barriga de sus madres?

Un estudio descubre que este comportamiento ayuda a los bebés a mapear su propio cuerpo y a explorar su entorno

09.01.2019 16:03 h.
3 min

Una de las mejores sensaciones de un embarazo es cuando las madres empiezan a sentir cómo sus bebés les dan patadas en la barriga. Durante las últimas semanas de gestación este comportamiento va en aumento, algo que puede llegar a incomodar a las futura progenitoras. Sin embargo, un reciente estudio elaborado por University College London, en Reino Unido, ha descubierto el motivo de este comportamiento.

Este movimiento del bebé no se debe a una sensación de incomodidad ni a que esté tratando de enviar un mensaje a su madre, sino que dan patadas en la barriga como herramienta para mapear su propio cuerpo. Estas patadas, además, les sirven para explorar el entorno en el que están.

Información sensorial

Los investigadores midieron las ondas cerebrales producidas por los bebés recién nacidos cuando dan patadas mientras duermen (en su fase REM) y descubrieron que las ondas cerebrales rápidas, un patrón que se suele ver en los neonatos, se disparan en el hemisferio correspondiente (el izquierdo en los movimientos de las extremidades derechas y viceversa).

Los resultados sugieren que las patadas en la barriga que los bebés dan durante el tercer trimestre de embarazo les ayudan a desarrollar las áreas del cerebro encargadas de la información sensorial. Por tanto, es la forma que tienen de desarrollar la sensación de su propio cuerpo.

Replicar el vientre materno para los bebés prematuros

"Sabemos que estos movimientos espontáneos y el consiguiente feedback del ambiente durante los periodos tempranos de desarrollo son necesarios para el mapeo cerebral en algunos animales como las ratas. Gracias a este estudio demostramos que esto también puede ser cierto en los seres humanos", señaló el doctor Lorenzo Fabrizi, responsable de la investigación.

Por su parte, Kimberley Whitehead, sostuvo que "estos hallazgos nos ayudan a proporcionar un ambiente hospitalario óptimo para los bebés prematuros, para que reciban la información sensorial adecuada. Por ejemplo, ya es habitual que los bebés estén anidados en sus cunas, lo que les permite 'sentir' una superficie cuando dan patadas, como si todavía estuvieran dentro del vientre materno".