Menú Buscar
Bar de Barcelona con un estilo similar a los de Europa / UNSPLASH

Tres bares de Barcelona para viajar por Europa sin salir de Cataluña

La Garrafa dels Beatles y Els 4 Gats, entre las sugerencias más atractivas para encontrarse en un ambiente europeo

Juan Antonio Marín
6 min

La Torre Eiffel en París, el Big Ben en Londres y la Sagrada Família en Barcelona. Europa es uno de los continentes con mayor patrimonio artístico y cultural. Gran parte de los movimientos artísticos desarrollados a lo largo de la historia han tenido como principal foco el continente que porta el nombre de una diosa. Hoy por hoy esas construcciones se han convertido en auténticos iconos mundiales que son visitados con frecuencia por millones de turistas.

En España hay diversas opciones de viajar a los diferentes países de Europa sin necesidad de salir del país. El Parque Europa, situado en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz, es una de estas opciones. Y en Cataluña se ubican una serie de bares y pubs ambientados en algunas de las principales ciudades del viejo continente. En algunos de ellos la música cobra un papel esencial.

Marca Europa

Londres, considerada la capital de Europa por la cantidad de población, ha significado uno de los puntos más efervescentes de creatividad en lo que a música se refiere. En la ciudad del Buckingham Palace se desarrollaron algunas de las bandas más importantes de la historia del rock como pueden ser Pink Floyd, Rolling Stones y Led Zepellin. Aunque fue unos kilómetros más al norte donde surgiría la banda que lo cambiaría todo, años atrás.

Concretamente 196 millas separan la capital de Reino Unido de Liverpool, ciudad nativa de The Beatles. Ringo, George, Paul y John formarían una de las agrupaciones más importantes de la historia que hoy sigue liderando las listas de los discos más vendidos. Su espíritu sigue más que vivo en núcleos urbanos como Barcelona. La Garrafa dels Beatles, ubicado en la calle Joan Güell, es un pub que rinde tributo al cuarteto de rock británico.

El quinto 'beatle' está en Barcelona

El local se convierte en una especie de museo gracias a las vitrinas que contienen reliquias de la banda. En las paredes se pueden encontrar desde portadas como la de Abbey Road hasta motivos decorativos que recuerdan al mítico The Cavern Club. La Garrafa dels Beatles lleva abierta desde el año 1976, época en la que el conjunto británico todavía se encontraba en activo ofreciendo conciertos por toda la geografía internacional.

Personas divirtiéndose en un bar / UNSPLASH
Personas divirtiéndose en un bar / UNSPLASH

Tras más de 30 años el local sigue siendo una de las referencias de pubs de rock en la ciudad. De manera regular se realizan conciertos en directo. La mayoría de bandas que actúa en el pub son tributo a The Beatles. El club, con aspecto británico, pone a la venta merchandising del grupo.

Modernismo y ambiente de Montmartre

Una de las alternativas para viajar a la pintura que marcó el final del siglo XIX en Europa es Els 4 Gats. Este bar, situado en pleno corazón de Barcelona, fue uno de los más frecuentados por Pablo Picasso. El pintor malagueño desarrolló parte de su vida artística en Francia, aunque el tiempo que pasó en Cataluña también quedó plasmado en algunos de sus cuadros. Lorca y Ramón Casas Carbó también visitaron este histórico espacio.

El local cuenta con una decoración propia de los cafés franceses de la época de Toulouse-Lautrec. La estética modernista se funde con una cerámica artesanal plasmada en las paredes de la cafetería. Su oferta gastronómica se basa concretamente en la cocina típica catalana. En los primeros años, tras su inauguración, Els 4 Gats se convirtió también en cabaré al puro estilo Moulin Rouge. Tras mantenerse cerrado durante varias décadas, se volvió a abrir en el año 1970.

Un cóctel al estilo escandinavo

La playa constituye uno de los lugares idóneos para pasar las etapas más calurosas de todo el año. Allí se ubica el Ice Bar, un establecimiento que representa todo lo contrario ya que posee una sensación térmica similar a la de los países del centro y el norte de Europa. Los clientes se visten con un anorak para evitar males mayores debido a la temperatura del local.

En Ice Bar las copas se beben a cinco grados bajo cero, aproximadamente. Tras probar la experiencia se puede acudir a la terraza que tiene habilitada el bar para relajarse durante unos instantes.