Menú Buscar
Dos personas practicando yoga / PIXABAY

¿Por qué Barcelona es una de las ciudades más zen de España?

La capital de Cataluña cuenta con 239 estudios de yoga, es decir, casi uno y medio por cada 10.000 habitantes

25.02.2019 20:34 h.
6 min

El yoga es uno de los deportes de moda. Esta tradición milenaria surgida hace entre 3000 y 6000 años en India ayuda a cultivar cuerpo, mente y alma. No exige estar en buena forma para dar los primeros pasos ni invertir una gran suma de dinero en equipamiento. Además, sirve para contrarrestar uno de los grandes males de la sociedad occidental: el estrés y el sedentarismo.

El yoga no ha dejado de ganar adeptos en la última década. En parte gracias a sus beneficios, pero también a que es el deporte preferido de las celebrities: Elsa Pataky, Judit Mascó, Verónica Blume o Cristina Pedroche son algunas de las famosas que lo practican y no dudan en mostrarlo en sus redes sociales. Como curiosidad, hay quienes incluso comparten su afición con su perro, lo que ha dado origen a una original variante conocida como doga.

Barcelona, el epicentro

En España se puede practicar yoga prácticamente en cualquier rincón, pero ¿cuáles son las mejores ciudades para dejar atrás el estrés y mimar el cuerpo? Según un informe realizado por Holidu, Barcelona está dentro del top 10, ocupando la novena posición con un total de 239 estudios de yoga y una valoración media de 4’7/5. “Aunque se trata de una gran ciudad, goza de un excelente clima mediterráneo, numerosas zonas verdes y, como no, la brisa marina. Sólo hace falta alejarse de las zonas más turísticas y explorar barrios más tranquilos, como el de Gracia y su Paseo de Gracia o el de Sants con las Fuentes de Montjuïc”, detallan desde el buscador.

Clase de yoga en Barcelona / YOGA BINDU

Clase de yoga en Barcelona / YOGA BINDU - MALWINA OSTROWSKA

El mejor lugar para sacar el lado zen, siempre que el clima acompañe, es el Parque de la Ciudadela, “un magnífico oasis verde en pleno centro, perfecto para hacer ejercicio, disfrutar de las vistas o sencillamente relajarse y descansar”. Pero si la temperatura no es propicia para practicar yoga al aire libre, siempre se puede asistir a una clase en algún centro. El que recomiendan es Yoga Bindu, una escuela situada en el centro de la Ciudad Condal que cuenta con trece años de experiencia a sus espaladas. Está especializada en ashtanga, hatha yoga, yin yoga, vinyasa y acroyoga. También imparte también cursos dirigidos específicamente a principiantes y ofrece precios bastante asequibles.

El paraíso español de los yoguis

La clasificación de Holidu aparece encabezada por Santa Cruz de Tenerife, que cuenta con 43 centros de yoga (2’11 por cada 10.000 habitantes, con una valoración media de 4’76/5) y de la que destacan “la brisa del océano, el solecito y unas temperaturas envidiables durante todo el año”. Esta ciudad, una de las dos capitales de las Islas Canarias, “invita a tomarse todo con más calma y, además, el coste de la vida es en general un 21 % más barato que en Madrid”. Todo ello la convierte en el destino perfecto para unas vacaciones libres de estrés en las que no puede faltar el yoga.

El lugar más zen de Santa Cruz de Tenerife es el Parque Municipal García Sanabria, “el pulmón de la localidad”, al que definen como “un parque bonito y tranquilo con fuentes, flores y árboles de muchos lugares del mundo”. Pero si por algún extraño casual las temperaturas no son las propicias, la Escuela Siming se antoja como uno de los centros más recomendados para practicar este deporte y otros como pilates, jiu-jitsu, calistenia, meditación o chi kung “en un ambiente muy positivo y con grandes profesionales”.

Las mejores vistas de la Alhambra

La segunda mejor ciudad de España para practicar yoga es Granada, con 47 centros (2’02 por cada 10.000 habitantes) y una valoración media de 4’71/5. “Tiene de todo y resulta cómoda, sin el estrés de una ciudad excesivamente grande, y con unos precios más que razonables”, indican desde Holidu, que destacan la cercanía de la montaña (Sierra Nevada está a treinta minutos de la urbe) y de la playa (la Costa Tropical también se ubica a media hora).

Los yoguis deberían acercarse al Mirador del Barranco del Abogado, a unos quince minutos andando desde la Alhambra, para hacer sus posturas de yoga “en un ambiente relajado, lejos de las aglomeraciones de turistas y con toda Granada a tus pies”. La opción bajo techo es Sabai Salud, “un centro especializado en clases de hatha yoga, hatha vinyasa y chikung donde, además, te puedes dar un masaje con aromaterapia para ponerle la guinda a tus vacaciones relajantes”.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información