Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Avión de Hi Fly en la Antártida /HI FLY

Uno de los aviones más grandes del mundo hace historia al aterrizar por primera vez en la Antártida

Un Airbus A340-300, de Hi Fly, ha tomado tierra en una gran pista de hielo azul sin ningún tipo de sistema de ayuda en la aproximación

3 min

Un Airbus A340-300 de la aerolínea Hi Fly ha tomado tierra por primera vez en la Antártida. El vuelo, que partió de Ciudad del Cabo (Sudáfrica), el pasado 2 de noviembre, aterrizó cinco horas y media más tarde en medio del glaciar. Tres horas después, despegó de nuevo el vuelo hacia la capital sudafricana.

La compañía, con sede social en Malta, está dedicada a las operaciones chárter y permite arrendar tanto sus aviones como sus tripulaciones. De hecho, en esta ocasión, el tetramotor fue alquilado por Wolf's Fang, un nuevo campamento de aventuras de lujo ubicado en el continente más meridional del mundo.

Pistas de aterrizaje de nivel C

Se prevé, que en los próximos meses, la aeronave transporte a turistas y carga esencial de forma regular, siempre y cuando las condiciones meteorológicas lo permitan. Aunque la Antártida carece de aeropuertos, sí que dispone de 50 pistas de aterrizajes de nivel C.

Se trata de grandes plataformas de hielo azul sin asfaltar, lo suficientemente talladas para permitir la operativa de aeronaves. En concreto, la utilizada para las maniobras del avión de Hi Fly tiene una longitud de 3.000 metros.

Operaciones de alto riesgo

No obstante, sus operaciones están consideradas de “alta complejidad” ante la dificultad de aterrizar o despegar sobre una plataforma helada: tan solo pueden llevarlas a cabo tripulaciones calificadas de forma específica para ello. 

Además, tampoco cuenta con sistemas de ayuda en la navegación y aproximación, un factor que complica todavía más los procesos de despegue y aterrizaje. El encargado de hacer volar el A340 hasta el continente blanco, fue el comandante Carlos Mirpuri, también vicepresidente de la aerolínea.

 

 

El Airbus A340-300 despega de Ciudad del Cabo y aterriza horas más tarde en una pista de hielo azul de la Antártida /HI FLY