Menú Buscar
Imagen del aspecto del asteroide con forma de calavera / TWITTER

El asteroide Calavera acechará a la Tierra después de Halloween

Este cuerpo rocoso ya se acercó al planeta hace tres años en la misma época

3 min

El asteroide 2015 TB145, popularmente conocido como Asteroide Calavera o Asteroide de Halloween, volverá a dejarse ver este año cerca de la festividad que le da nombre, tras su última aparición en el año 2015. Este peculiar asteroide con forma de cráneo llamó la atención de los científicos por simular una calavera humana casi perfecta. En su anterior aparición, el 31 de octubre de 2015, este asteroide pasó a tan solo 486.000 kilómetros de distancia de la Tierra, o lo que es lo mismo, a 1'3 veces el trayecto que existe entre nuestro planeta y la Luna. Sin embargo, esta vez su llegada se espera a una distancia mucho más lejana, cruzando 105 veces la distancia que hay entre la Tierra y el satélite.

El periodo en el que este asteroide consigue dar una vuelta en órbita es de 1.112 días, es decir, un poco más de tres años. Por esa razón su paso se retrasará un poco más con respecto a la fecha que se dejó ver en 2015 y en vez de hacer su acto de aparición para Halloween lo hará unos días más tarde, a comienzos de noviembre, tal y como ha podido confirmar la NASA.

Datos sobre su formación

Con la llegada de este asteroide el próximo noviembre, el equipo científico pretende ampliar los datos sobre su masa y formación, ya que hasta ahora, y a pesar de que en 2015 su acercamiento fue más evidente, no se disponía de la suficiente información: “Aunque este acercamiento no sea tan favorable seremos capaces de obtener nueva información que podrían ayudar a mejorar nuestro conocimiento sobre esta masa y otras masas similares que llegan cerca de nuestro planeta”, ha explicado el astrofísico Pablo Santos-Sanz, del Instituto de Astrofísica de Andalucía.

Por ahora los científicos han deducido que el pasado de este asteroide pudo ser un cometa, del que actualmente sólo se conserva una roca vagando por el espacio, ya que el paso del tiempo ha provocado que perdiera el hielo y polvo que formaba su cola.