Menú Buscar
Cava / UNSPLASH

¿Qué se puede aprender sobre cava mirando las burbujas?

Una nueva actividad turística que descubre los secretos más profundos de esta tradicional bebida catalana

Juan Antonio Marín
04.09.2019 19:10 h.
3 min

Al igual que el aceite de oliva tiene su hueco dentro del oleoturismo, el cava también ofrece una serie de propuestas dentro del sector turístico. Esta denominación de vinos espumosos guarda una serie de incógnitas que ahora se pueden descubrir gracias a una nueva actividad impulsada por la entidad catalana Celler Cal Feru.

Las burbujas del cava presenta esta denominación de origen desde una perspectiva totalmente diferente. El lugar elegido para llevar a cabo esta iniciativa es la enotienda Cal Feru, un local de decoración rústica que se dedica a comercializar productos relacionados con el mundo del vino. Este establecimiento de Barcelona tiene contacto directo con los elaboradores de vino y cava del Penedés.

Un mundo por descubrir para los niños

La actividad está dirigida principalmente a niños de cuatro a diez años, a los que se les regala una camiseta al finalizar las distintas tareas. Las familias pueden adentrarse en lo más profundo del ámbito del cava, visitando y descubriendo las diferentes curiosidades de cuatro variedades elaboradas en diferentes bodegas.

Xavier Roig, el mejor sumiller de cava en el 2013, es el encargado de acompañar e ilustrar a las familias en este recorrido. Los niños podrán interactuar a través de diferentes juegos, actividades y experimentos con las que se acercarán un poquito más a la interesante producción de esta bebida. Para poder participar se requiere una inscripción previa de un mínimo de cuatro personas.

Mitos sobre las burbujas del cava

En numerosas ocasiones se suele confundir el cava con el champán. En el proceso de elaboración apenas hay diferencias, pero el tipo uva es diferente, ya que en el cava se utiliza la variedad de la Parellada, la Macabeo y la Xareo y en el champán la Chardonnay y la Pinot Noir.

En el incremento de las burbujas hay diversos factores relacionados como el tamaño de la copa, el tipo de cristal o la calidad del vino base con el que se elabora. Aunque al fin y al cabo las burbujas se forman por la liberación de CO2, y son las diferentes levaduras que contiene la bebida las que producen dicho fenómeno dentro de la botella.