Menú Buscar

Así ha sido el apoteósico final del Concierto de Año Nuevo de Viena

El venezolano Gustavo Dudamel dirige magistralmente a la Orquesta Filarmónica de Viena para dar la bienvenida al 2017

01.01.2017 17:40 h.
2 min

La entrada de un nuevo año no solo es sinónimo de copiosas cenas, brindis y las doce campanadas, también lo es de los mejores conciertos de música clásica que tienen lugar alrededor de toda Europa, en ciudades como Berlín, Roma, Madrid o Londres. Pero el más conocido de todos es, sin duda, el de la Orquesta Filarmónica de Viena (Austria).

​Este concierto, que tuvo sus orígenes en 1940, solamente sufrió una suspensión en 1945 debido al deterioro de la estructura de la sala de conciertos del Musikverein --construida en el siglo XIX-- por los ataques aéreos de las fuerzas aliadas. Las flores que decoran la sala son un regalo anual de la ciudad de San Remo, Liguria (Italia), y las obras interpretadas son principalmente de la familia Strauss. Conseguir una entrada es poco menos que imposible, aunque una alternativa es probar suerte para asistir a los ensayos previos que tienen lugar el 30 y el 31 de diciembre.

En esta ocasión, la orquesta ha estado dirigida magistralmente por el venezolano Gustavo Dudamel --el más joven en hacerlo--. En el vídeo adjunto se puede ver el apoteósico y tradicional final del concierto con todos los asistentes participando de la interpretación de El Danubio Azul y la Marcha Radetzky --de Johann Strauss hijo y padre, respectivamente--. ¿Qué mejor forma de dar la bienvenida al 2017?

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información