Menú Buscar
Varias de las ánforas con la salsa romana 'garum' recuperadas del fondo del Mediterráneo / GOB. MALLORCA

Recuperan ánforas con salsas de la época romana en perfecto estado de conservación

Los recipientes se encontraban en un pequeño barco naufragado en el Mediterráneo hace más de 2.000 años

02.11.2019 15:55 h.
3 min

Si los alimentos en conserva se preparan de la manera adecuada pueden guardarse sin que se estropeen durante meses, años… e incluso siglos. Esto último es lo que ha ocurrido con un centenar de ánforas romanas que han sido halladas bajo el mar Mediterráneo con su contenido en perfecto estado de conservación.

El descubrimiento fue realizado frente a las costas de Mallorca, donde se localizó un barco de la época romana que habría naufragado sobre el siglo III d.C. Era un pequeño transporte dedicado al transporte de víveres desde Hispania hasta la capital del imperio, entre ellos una salsa autóctona de esta antigua región romana muy preciada por las clases altas en Roma.

Conservas de hace 18 siglos

El aspecto de los recipientes en los que se han conservado estos alimentos durante 18 siglos no ha sufrido grandes cambios desde que fueron introducidos al barco romano hasta nuestros días. De hecho, incluso se han podido leer las inscripciones realizadas en las ánforas, que se mantenían “intactas” según publica El Confidencial.

Estas vasijas de arcilla cocida, que han sido recuperadas y catalogadas por el Instituto Balear de Estudios de Arqueología Marítima, contenían diferentes alimentos propios de la Península Ibérica, como aceite de oliva, vino y, por supuesto, garum romano.

¿Qué es el ‘garum’?

El garum era una salsa que se realizaba a partir de los restos del pescado puesto a macerar al sol en zonas costeras de la actual España. Se utilizaba principalmente para sazonar otras comidas, como acompañamiento y también en cosméticos y medicina.

En la actualidad aún se conservan ruinas de las piletas y fábricas romanas en las que se dejaban fermentar las raspas y vísceras de los peces para realizar esta salsa, sobre todo en las zonas costeras de Málaga y Cádiz. Otros puntos del país que también eran conocidos por crear este manjar eran Cartago Nova (Cartagena) y, por supuesto, las Islas Baleares, conquistadas por Roma en el siglo II a.C.