Menú Buscar
Leo Messi y Cristiano Ronaldo durante un partido entre el FC Barcelona y el Real Madrid / EFE

Cristiano Ronaldo 'supera' a Messi en el mundo del porno

El portugués es el futbolista más buscado en la web Pornhub, por delante del crack argentino del FC Barcelona

25.08.2019 19:44 h.
2 min

Cristiano Ronaldo es el futbolista más buscado del mundo en la página web porno Pornhub, seguido del crack del FC Barcelona Leo Messi. Así lo han anunciado esta semana los responsables del portal de contenidos para adultos líder del mercado, que han publicado el top 10 de los jugadores más deseados en 2019.

Tras el delantero portugués de la Juventus y la estrella argentina del Barça, otro compatriota de este --y nacido en la misma localidad, Rosario-- completa el podio. Se trata del ariete del Inter de Milán Mauro Icardi.

Los argentinos triunfan

Por detrás de ellos, los futbolistas más buscados por los consumidores de vídeos porno son el chileno Alexis Sánchez (Manchester United), el francés Kylian Mbappé (PSG), el argentino Paulo Dybala (Juventus) y el belga Eden Hazard (Real Madrid).

Completan la lista de los más deseados el británico Raheem Sterling (Manchester City), el francés Karim Benzema (Real Madrid) y el británico David Beckham (ya retirado).

Top 10 de los futbolistas más buscados en la página web Pornhub
Top 10 de los futbolistas más buscados en la página web Pornhub

Ronaldo se mantiene en lo más alto

El anterior ranking similar que publicó Pornhub fue el de los futbolistas más buscados en el Reino Unido en 2015. En aquella ocasión, la lista también la encabezada Ronaldo --que duplicaba al segundo en número de búsquedas--, seguido de Beckham, Messi, Neymar, Lewandowski, Alexis Sánchez, Rooney, Hazard, Özil, Götze, Bale, Ibrahimovic, Benzema, Diego Costa y James Rodríguez.

Los responsables de la web para adultos advertían entonces de que “aunque no hay contenido real en Pornhub que muestre a ninguno de estos futbolistas en actitud juguetona, esta lista muestra una imagen clara de quiénes son aquellos de los que a los británicos les gustaría que hubiese disponibles grabaciones sexuales”.