Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha puesto en su sitio al portavoz de Vox en Madrid, Javier Ortega-Smith  / EUROPA PRESS

Colau vs Ortega Smith por el Belén de Barcelona

La alcaldesa tilda de “machirulo maleducado” al portavoz del partido de extrema derecha tras declaraciones de que el pesebre-trastero es “espantoso como ella”

4 min

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no se ha quedado de brazos cruzados ante el insulto que ha recibido del portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Otrega-Smith, a raíz del Belén artístico que ha generado controversia y está instalado en la plaza Sant Jaume de Barcelona. La alcaldesa de la capital catalana le ha tildado de “machirulo maleducado” en un mensaje compartido en redes sociales.

“No hay estética sin ética: espanto es usted y sus ideas, sr Smith”, ha espetado la líder de los Comunes en Cataluña al político de extrema derecha horas después de que él relacionase la idoneidad del pesebre que ha levantado polvareda con la presencia física de la alcaldesa. El polémico político manifestó que la instalación navideña era “como Ada Colau, una cosa deslavazada” sin buen gusto “ni el menor cariño estético”.

El Belén nacionalista de Madrid

No se quedó aquí. “Me han dicho que son como unas cajas de cartón espantosas; pues son como ella”, declaró en el acto de inauguración del belén del consistorio madrileño. Esta instalación sí que es más del gusto de Vox, piezas clásicas que han sido presentadas al público con un toque nacionalista.

Santiago Abascal y el candidato de VOX a la alcaldía de Madrid, Javier Ortega Smith / EUROPA PRESS
Santiago Abascal y el candidato de VOX a la alcaldía de Madrid, Javier Ortega Smith / EUROPA PRESS

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (PP), ha envuelto la peana en la que se presenta el nacimiento con una bandera de España. “Es un elemento tradicional”, ha defendido en su presentación.

La polémica creación de Paula Bosch

Barcelona cuenta también con un belén tradicional que el Ayuntamiento financia junto a las asociaciones de pesebristas locales, tal y como explicó la alcaldesa. Con todo, no está tan expuesto al público como la obra creativa que este año ha corrido a cargo de la escenógrafa Paula Bosch.

Se ha basado en el desembalaje de la decoración navideña que cada año hacen las familias, una idea que se ha desarrollado mediante la incorporación de las figuras y otros elementos festivos dentro de cajas. Este hecho convierte la plaza Sant Jaume en un trastero y la controversia ha estado servida, igual que en los últimos años. También ha generado malestar la factura de esta instalación, que asciende a los 97.000 euros.