Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Un guardia civil y un empleado de una gasolinera salvan la vida de milagro

Un coche descontrolado está a punto de arrollarles a toda velocidad

1 min

Un guardia civil y un trabajador de una gasolinera de Monóvar (Alicante) se libraron por los pelos de ser gravemente atropellados por un coche.

Mientras el agente esperaba junto al empleado que le llenaba el depósito del coche patrulla de combustible, un BMW rojo se aproximó a ellos a toda velocidad, y no les arrolló de milagro.

El coche se había desviado repentinamente de la carretera por la que circulaba para evitar la colisión con otro vehículo que circulaba en sentido contrario y que invadió su carril.

Al final, todo quedó en un gran susto y no hubo heridos.

Destacadas en Crónica Directo