Menú Buscar
Grupo de leones / PIXABAY

Unos cazadores furtivos son devorados por leones en Sudáfrica

Un guía encontró restos humanos, que pertenecen a entre dos y tres personas, cerca de una manada en la reserva de Shibuya

3 min

Una manada de leones ha devorado a al menos dos cazadores furtivos de rinocerontes en la reserva de Shibuya, en el sureste de Sudáfrica. Restos humanos aparecieron cerca de un grupo de leones y fueron hallados por un guía que se encontraba en medio de una visita turística de la zona. “Se encontraron en medio de una manada de leones, aparentemente grande, porque no han tenido tiempo de reaccionar. No sabemos cuántos eran porque no ha quedado gran cosa de ellos”, explicaba Nick Fox, el propietario de la reserva. 

Después del impacto del suceso, la policía y la unidad de antifurtivos localizaron al lado del resto de los cuerpos un hacha, un rifle y tres pares de zapatos y guantes. Tal y como señala Fox, el hacha fue el elemento que reveló que se trataban de cazadores furtivos de rinocerontes. “Usan el rifle para disparar al animal y la hacha para quitarle el cuerno”, explicaba el propietario a los medios.

La caza furtiva del rinoceronte 

Sudáfrica concentra una población de más de 20.000 rinocerontes, lo que se traduce en casi el 80% del total de estos animales. Sin embargo, desde el año 2013 más de 1.000 rinocerontes mueren cada año a causa de la caza furtiva, abatidos por estos cazadores para extraerles su cuerno y venderlo en los mercados asiáticos. Esta materia prima alcanza un gran valor puesto que es asociada con el éxito y el prestigio social y se le atribuyen propiedades curativas y afrodisíacas.

 

“Aunque estamos tristes por cualquier pérdida de vidas, las víctimas querían matar a nuestros animales, así que cualquier cazador furtivo ya sabe que no siempre será el ganador”, explicaba Fox, a lo que añadió que los leones eran los “vigilantes” de la reserva, una de las más importantes de la zona, donde también conviven elefantes, búfalos y leopardos.