Menú Buscar
Catedral de Santiago / JR. JUNIOR - CREATIVE COMMONS

Aparece un cuadro oculto en la catedral de Santiago (y todos se sorprenden)

El lienzo, que ha vuelto a ver la luz, fue obra del pintor Raimundo de Madrazo a los 17 años

CARLOS ZAPATERO
3 min

La catedral de Santiago de Compostela ha sido noticia en los últimos días gracias a su último descubrimiento: una obra pintada por Raimundo de Madrazo que habría permanecido oculta más de 100 años. Bajo el título La tralsación de los restos de Santiago a la sede de Padrón, el cuadro fue pintado a la edad de 17 años por el pintor español. 

La traslación de los restos de Santiago a la sede de Padrón fue comprada por un coleccionista privado en el año 1906 con residencia en Sevilla y, desde entonces, nadie había sabido de su existencia, tal y como ha reconocido el propio director de la Fundación Catedral de Santiago, Daniel Lorenzo, tras la reciente noticia. 

Exhibido en Italia y Andalucía

Poco después de ser pintado, la obra había sido exhibida durante un breve lapso de tiempo en diferentes ubicaciones de Italia y Andalucía, duante el Siglo XIX. Sin embargo, no fue hasta hace dos años cuando la Iglesia compostelana tuvo conocimiento de su existencia, momento en el que, con la ayuda de Caixabank​, procedieron a su compra tras haber sido puesta en venta por una conocida casa de subastas. 

El precio por el que partía la obra era de 85.000 euros. Sin embargo, y tal y como afirman fuentes cercanas a la institución religiosa, terminó comprándose a un precio muy inferior. El montante final de la operación no se ha llegado a conocer. 

El fenómeno Jacobeo

El interés por parte de la catedral de Santiago por hacerse con esta obra se deriva de la gran importancia que tiene para la institución recoger la máxima cantidad de información posible acerca del fenómeno jacobeo y lo relacionado con la peregrinación. 

Tal y como ha afirmado Lorenzo, la obra podría contener alguna pequeña aportación del pintor Mariano Fortuny, debido a la relación de parentesco que unía a ambos artistas. Actualmente, la pintura se encuentra expuesta en una sala de tapices de diferentes temáticas, en un museo contiguo al espacio que ocupa la catedral. En él, además de este tipo de obras, también se reúnen diferentes manuscritos y documentación muy diversa.