Menú Buscar
En los laboratorios ya se trabaja para preparar carne a base de cultivos de células / UNSPLASH

La carne de laboratorio está a la vuelta de la esquina

La empresa Aleph Farm asegura haber creado el primer filete artificial y espera tenerlo en el mercado en 2021

3 min

Cada vez hay más personas que buscan alternativas a la carne a la alimentación para reducir su impacto medioambiental, cuidar del bienestar animal y de su salud. En esta tesitura, el número de vegetarianos y veganos ha aumentado en lugares como España. Y a su vez, se han comenzado a desarrollar carnes de laboratorio.

También conocidas como carnes cultivadas, artificiales o in-vitro, son varias las compañías que se han lanzado a producir estas opciones que no requieren de la muerte o explotación del animal para su producción. Y la empresa israelí, Aleph farms, asegura ser la primera en haber desarrollado filetes (que no hamburguesas o pollo) en laboratorios y estar planeando llevarla a restaurantes en 2021.

¿Qué es la carne de laboratorio?

Lo que hace diferente a esta carne cultivada es que se prepara a través del cultivo de células musculares que han sido extraídas de los animales, por lo que no requiere de un corte del animal ni tampoco de su muerte para producirla.

Estas pueden seguir teniendo un completo aporte nutricional. Y de hecho, los científicos están trabajando para hallar la manera de crear piezas artificiales que sean más saludables que las naturales.

Primero restaurantes, luego a tiendas

Aleph Farms espera que estos primeros filetes que ya ha desarrollado lleguen de manera limitada a los menús de diversos restaurantes de Estados Unidos, Europa y Asia hacia el año 2021 a modo de fase de prueba. Tras esto planean que sea en torno al 2023 el momento en el que esta carne se generalice en más restaurantes y llegue incluso a las tiendas y mercados.

Por el momento solo han desarrollado un filete fino que se cocina rápidamente y que tiene un coste aproximado de 50 dólares. Ahora esperan lograr crear uno que sea más económico, con un precio similar a los que se ofrecen en los restaurantes y posteriormente lograr un coste competitivo para producir en masa. Además, están trabajando en preparar carnes más gruesas.

Cada vez hay más productores

La ONG estadounidense que promueve alternativas a los productos de origen animal,  The Good Food Institute, presentó un informe en el que establecía que cada vez son más las start-ups centradas en desarrollar carne cultivada en el mundo. De ser cuatro a finales de 2016 a más de dos docenas en 2018.