Menú Buscar
Ana Rosa Quintana en una foto de archivo / Telecinco

Así ha cambiado Ana Rosa Quintana a lo largo de los años

La presentadora ha vuelto a aparecer con un ‘look’ renovado, pero ¿es genética o bisturí?

2 min

Ana Rosa Quintana es una de las reinas de las mañanas en la televisión española. La periodista se ha hecho un hueco importante en las pantallas de muchos telespectadores que la siguen fielmente.

Esta semana, apareció con un look renovado, hecho que ha vuelto a hacer pensar que la presentadora se está retocando de más con el bisturí. Pese al paso de los años, Ana Rosa no envejece, pese al ritmo de trabajo y exigencia que tiene.

Y muchos se preguntan, ¿es genética o la magia del bisturí?

Ana Rosa empezó en la radio, con un peinado muy parecido al que lleva ahora.

Quintana llegó a los informativos de TVE con el pelo más corto, pero con más pómulos.

La exigencia de un trabajo constante, le pasa factura a todo el mundo. En esta foto las ojeras empiezan a hacer mella, aunque la nariz se le ve más fina, lo que podría inducir a algún retoque. La nariz la tiene cada vez más estrecha con el paso de los años algo que incita a pensar que de nuevo pasó por manos de algún especialista.

 

15 años después de su debut en televisión, la frente no tiene líneas de expresión y de nuevo los pómulos.

La papada que tenía en muchas de sus anteriores fotos ha desaparecido en esta instantánea del programa de las mañanas que presenta ahora. Parece ser que, pese a que ha dejado de retocarse los pómulos, podría haberse retocado la papada, como habría hecho en otras ocasiones.

Con el cambio de peinado, ha conseguido rejuvenecerse sin pasar por el quirófano. Cara más estirada, nariz más afilada y labios más carnosos de los habitual.