Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
10 películas legendarias que fueron un fracaso en taquilla / EP

10 películas legendarias que fueron un fracaso en taquilla

El tiempo determina si un filme se ha convertido o no en un clásico del cine

7 min

Solo el tiempo, ese juez supremo que da y quita razones, puede constatar que un filme se ha convertido en un clásico del cine. Y no son pocas las películas que cuentan ahora con el estatus de títulos legendarios dentro del séptimo arte que, en su momento, pasaron con más pena que gloria por la cartelera.

Historias protagonizadas por algunos de los pesos pesados de Hollywood, desde Robert de Niro hasta Harrison Ford, y que dirigieron algunos de los cineastas más reconocidos como Martin Scorsese, David Fincher o incluso Orson Welles. Pero el público de su época no quiso o no supo apreciar, causando en algunos casos, sonoros batacazos taquilleros.

Ciudadano Kane (1941)

La película del mítico Orson Welles que lidera prácticamente todos los rankings de mejores obras cinematográficas de la historia, fracasó en su estreno en 1946. La productora encargada del proyecto, la mítica RKO pictures, perdió 160.000 dólares con Ciudadano Kane. Una cifra que quizá no resulte escandalosa hoy en día, pero que en esa década era una fortuna.

Cadena perpetua (1994)

A pesar de que estuvo nominada a mejor película en 1994 junto a Pulp Fiction y Forrest Gump, este drama carcelario protagonizado por Tim Robbins y Morgan Freeman solamente logró 28 millones de dólares en taquilla, superando por muy poco el presupuesto de la cinta que fue de 25 millones de dólares.

Blade Runner (1982)

Esta película de culto que marcaría un antes y un después en el mundo de la ciencia ficción también fracasó estrepitosamente en taquilla con menos de 33 millones de dólares. Ridley Scott, maestro del género, esperaba arrasar con esta innovadora cinta que contaba con el ya popular Harrison Ford (había rodado dos películas de Star Wars y una de Indiana Jones) como protagonista.

Toro Salvaje (1980)

En 1980 ni siquiera el combo formado por Robert de Niro y Martin Scorsese pudo con Rocky. Toro Salvaje, una de las mejores películas deportivas, no llegó a alcanzar los 24 millones en taquilla estadounidense. Y es que la competencia de Sylvester Strallone junto a una mala campaña publicitaria propiciaron que la cinta –que de por sí no tenía nada de mainstream— no atrajera al público.

El mago de Oz (1939)

Dorothy se adelantó a su época en una de las películas más innovadoras de la historia en aquel 1939. Con un presupuesto de casi tres millones de dólares, El mago de Oz alcanzó esa cifra en la taquilla por los pelos. En esta ocasión, la mítica productora Metro Goldwyn Mayer abusó del escapismo a la vez que dentro del marco de la fantasía se exploraban los deseos y temores más profundos de una sociedad derrotada. Una combinación poco exitosa en su estreno que requirió de un presupuesto que se convirtió en el más elevado de la casa MGM hasta el momento.

Brazil (1985)

La historia sobre el burócrata Sam Lowry (Jonathan Pryce) trata de corregir un error administrativo en el futuro distópico y se convierte en el enemigo del Estado, resultó demasiado enmarañada para el público. A pesar de contar también con el genial Robert de Niro bajó las órdenes de Terry Gilliam, esta película sólo recaudó 9 millones en su estreno con un presupuesto de 15 millones, por lo que el fracaso fue estrepitoso.

¡Qué bello es vivir! (1946)

Parece impensable que este clásico que creó Frank Capra perdiera una cifra que hoy en día equivaldría a 7 millones de dólares. Y es que en su estreno ¡Qué bello es vivir! hizo frente a una crítica devastadora que incluso tachó al filme de fomentar el comunismo por desacreditar a los banqueros de la época.

El club de la lucha (1999)

Muchos estarán realmente sorprendidos de encontrar este título en la lista, pero no es ningún error. David Fincher empleó 63 millones de dólares en la producción de El club de la lucha, que con una recaudación de 101 millones de dólares no alcanzó las expectativas que Fox puso en el filme, elevado ahora a la categoría de película de culto.

Un mundo de fantasía (1971)

El Willy Wonka original que interpretó Gene Wilder no causó sensación entre sus contemporáneos. Y es que esta mítica película recaudó el equivalente a 4 millones de dólares en su momento, pero que con una inversión de 3 millones suposo un descalabro total para Paramount en 1971. Hubo que esperar hasta 2005 para que el Willy Wonnka que interpretó Johnny Depp arrasara con Charlie y la fábrica de chocolate, la adaptación más reciente de la novela de Roal Dahl.

Hijos de los hombres (2006)

El último puesto es para el drama de ciencia ficción que traslada al espectador al 2027, donde la humanidad se encuentra al borde de la extinción. Hijos de los hombres, de Alfonso Cuarón, alcanzó la cifra de 70 millones en su recaudación en taquilla. Una cifra bastante baja considerando que la película le costó 76 millones a la productora. 

Destacadas en Crónica Directo