Menú Buscar
YouTube / PIXABAY

YouTube se pone serio con el plagio de contenidos

Google ha anunciado en su foro que, a partir de ahora, los vídeos duplicados o basados en el contenido de terceros serán penalizados

3 min

2018 está siendo un año de enormes cambios para YouTube. La plataforma de vídeos de Google, segundo buscador con mayor número de usuarios en el mundo, se está tomando muy en serio su papel hegemónico en la red y éstá tomando pasos de cara a endurecer su permisividad con los creadores de contenido.

A través de su programa para partners, desde hace varios años es posible ganarse la vida a través de YouTube. La plataforma paga un porcentaje por los ingresos en publicidad que generan los vídeos, lo que ha dado pie a que el fenómeno de los youtubers se extienda hasta el punto de convertirse en una de las tendencias más importantes en el sector de los contenidos audiovisuales.

Stop a los vídeos sin calidad

No obstante, tal y como han dado a conocer a través de una entrada publicada en su foro oficial, YouTube comenzará a penalizar aquellos contenidos que considere “duplicados”. Es decir, se trata de un paso que va dirigido a premiar los contenidos nuevos y de calidad, que generan valor entre los usuarios de la plataforma.

A partir de ahora, ya no todo vale para ganarse la vida subiendo vídeos a YouTube / PIXABAY

A partir de ahora, ya no todo valdrá para ganarse la vida subiendo vídeos a YouTube / PIXABAY

Según palabras de la compañía en dicho comunicado, se penalizará todo contenido "que dé la sensación de que ha sido generado de forma automática”, que haya sido “extraído de vídeos de terceros” y, sobre todo, “vídeos idénticos subidos por múltiples usuarios”.

Más valor

La aplicación de esta nueva normativa va dirigida a incentivar la publicación de contenidos originales y relevantes. Aunque YouTube ha manifestado que todos aquellos vídeos que sean bloqueados por copia serán revisados para dilucidar si aportan algún tipo de valor sustancial extra que enriquezca a la pieza original.

Se trata de un paso más en la carrera de Google por convertir a YouTube en una plataforma que brinde cada vez más contenidos de alta calidad. Unas directrices que ya empezó a aplicar hace meses, cuando los requisitos para la monetización comenzaron a exigir más de 1.000 suscriptores en el canal y más de 4.000 horas de visualizaciones en los últimos doce meses.