Vino natural: Una manera de vivir y beber

Un documental premiado en el Festival Most narra la experiencia de once pequeños productores a quienes une la pasión por la tierra

4 min

La fotógrafa y sommelier Clara Isamat todavía se pregunta qué quiso decir Erik Rosdahl con la frase “el vino es un concepto que pertenece todavía a los monos, pero que los humanos han robado y transformado”.

Este excéntrico productor, que hasta su llegada casual a Murcia en 2010 no tenía ni idea de vino, es uno de los protagonistas del documental Fermentación espontánea, ganador del Premio al Mejor Trabajo Documental en el Most Festival Internacional de Cine del Vino y el Cava, celebrado en Vilafranca del Penedès (Barcelona) el pasado mes de noviembre. Once productores de vino natural abrieron sus casas y sus bodegas para ofrecer, ante la cámara de Isamat, su experiencia profesional y personal. Les une la pasión por la tierra y el respeto por el medio ambiente. La Mancha, las Alpujarras o el Penedès son algunos de los escenarios elegidos por Isamat, para quien el vino natural "es el resultado de una conciencia global que busca el respeto por la naturaleza y una alimentación sana".

El documental, que dura 45 minutos y está dividido en cuatro capítulos correspondientes a las estaciones del año, destila joie de vivre. Y también la idea de que otra forma de hacer vino, más ecológica y sin aditivos es posible. De hecho, el movimiento del vino natural no ha parado de crecer desde que nació en los años ochenta en Beaujolais, al sur de la Borgoña (Francia), como alternativa al proceso industrial.

¿Qué es el vino?, pregunta Isamat a todos sus protagonistas. “Una manera de vivir y beber. ¡Una celebración de la tierra para los sentidos!”, dice Laura Lorenzo, una de las pocas mujeres viticultoras de este país, afincada en Manzaneda (Ourense). “Salud y felicidad”, contesta José Miguel Márquez, de Montilla (Córdoba). “Una poesía sin fin”, afirma Laureano Serres, con viñas en El Pinell de Brai (Terra Alta, Tarragona).

El documental se basa en el libro “Raíces del vino natural, un año de viña” (Sd. Edicions), resultado de un viaje por la geografía española en el que Isamat entrevistó a 27 productores de vino natural, once de los cuales aparecen en el filme junto a un grupo de reputados sommeliers entre los que se encuentra Josep Roca. Estos expertos reconocen que los grandes restaurantes no apuestan por este tipo de vinos, por lo que el disfrute de los mismos queda relegado a pequeños bares.

Pero, según explica Clara Isamat, “el proyecto no acaba aquí. La idea es desarrollar los capítulos de Fermentación espontánea, tengo mucho material grabado como para dar continuidad con las cápsulas de los productores”. Arremete contra la industrialización del vino. "En el campo prima la cantidad a la calidad, se sobreexplota la tierra y se mal paga al viticultor. El agricultor ha perdido su hegemonía", dice, tras valorar positivamente que cada vez haya más personas interesadas en la producción ecológica y "por una cada vez menor intervención en la bodega".

Dejamos a Erik Rosdahl, ese sabio loco que impresionó a Clara Isamat, introduciendo todo su cuerpo en las tinajas para pisar la uva mientras escucha la música de pieano de Glenn Goud.

¿Quiere hacer un comentario?