Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Twitter marca un vídeo compartido por Trump como manipulado

El presidente de Estados Unidos comparte unas imágenes editadas de un abrazo entre dos niños que se hicieron virales en 2019

4 min

La turbulenta relación entre Donald Trump y las redes sociales suma un nuevo desencuentro. Twitter ha etiquetado una de las publicaciones del presidente de Estados Unidos como vídeo manipulado, ya que compartía un metraje editado.

Se trata de una versión editada de un metraje que se hizo viral en 2019 de dos niños, uno blanco y otro negro, dándose un abrazo en la calle. El vídeo compartido por Trump añade el logotipo de la cadena de televisión CNN y un mensaje sobre el racismo y las fake news

"Bebé racista"

El montaje publicado por el presidente estadounidense empieza con un segmento del vídeo en el que el niño blanco parece perseguir al negro. Las imágenes se acompañan con dos rótulos que dicen: "Niño aterrorizado huye de un bebé racista" y "El bebé racista probablemente sea un votante de Trump" al lado del logo de la CNN.

Este segmento editado da paso al vídeo original en el que los dos niños se abrazan y entonces aparece el mensaje "Estados Unidos no es el problema. Las noticias falsas lo son".

Alerta de Twitter

La plataforma de micropublicaciones comprobó que el vídeo era un montaje de otras imágenes y lo etiquetó como "contenido multimedia alterado". Además, envío a algunos de sus usuarios una alerta con un enlace en el que da más detalles sobre el caso.

"En septiembre de 2019, la CNN informó de un vídeo viral sobre la amistad entre dos niños. Este jueves, el presidente compartió una versión de ese vídeo que muchos periodistas han confirmado está editada y manipulada con un rótulo falso de la CNN", afirma Twitter.

 

 

Vídeo completo (post de @ariannahuff) / INSTAGRAM

Trump y las redes sociales

La decisión de Twitter ocurre el mismo día en el que Facebook ha retirado un anuncio de la campaña para la reelección de Trump. La plataforma de Zuckerberg considera que contenía un símbolo que usaron los nazis en los campos de concentración, lo que indica un mayor escrutinio de las compañías de Silicon Valley al mandatario.

Tampoco es la primera vez que el contenido distribuido por el mandatario estadounidense se enfrenta a las normas de la red social del pájaro azul. Hace poco, Twitter enlazó información verificada que contradecía los tuits de Trump sobre la supuesta manipulación del voto por correo y, unos días después, la compañía ocultó un mensaje del presidente sobre las protestas raciales por "glorificar la violencia".