Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Logo de Ubisoft / YOUTUBE

Tencent renuncia a la compra de Ubisoft pero inyecta 300 millones en la firma de videojuegos

El gigante asiático se posiciona como el principal socio económico del estudio francés, aunque la familia Guillemot retiene el control de la compañía

2 min

El gigante chino Tencent ha renunciado a la compra del estudio de videojuegos Ubisoft, pero ha inyectado 300 millones de euros en la compañía. Los fondos se han aportado a Guillemot Brothers Limited, sociedad perteneciente a la familia de Yves Guillemot, director general del desarrollador francés.

La inversión no ha sido bien recibida por los bolsistas: la cotización de las acciones de Ubisoft se han situado en los 42,50 euros tras el toque de campana, por debajo de los 43,5 euros en los que cerró el martes. Sin embargo, hacia la media sesión la firma acumulaba una senda bajista que ha llegado a situarse en un mínimo intradía de 36,08 euros (-17%).

Tencent toma el 'holding'

En virtud del acuerdo, la tecnológica asiática se hará con el 49,9% de Guillemot Brothers, el holding a través del cual la familia ostenta la mayor parte de su participación en el creador de la popular saga Assassin's Creed. El importe de la compra se ha repartido entre 200 millones por una compra directa de acciones y 100 millones a través de una ampliación capital.

Assassin's Creed: Valhalla / UBISOFT
Assassin's Creed: Valhalla / UBISOFT

Pese a la abultada cifra, Ubisoft y los Guillemot han asegurado que la participación de Tencent será "pasiva" porque sus derechos de voto solo representan el 5%. Así, no tendrá derecho a sentarse en el consejo de administración.

Reparto accionarial

Tras la operación, la firma china y la familia Guillemot acumulan una participación del 24,9% en Ubisoft: la parte francesa tiene un 3,2% de forma directa y un 17,6% en su hólding, mientras que Tencent acumula un 4,1%.

En este sentido, la compañía ha autorizado a Tencent a elevar en cinco puntos porcentuales su participación, hasta el 9,99%. A cambio, no podrá vender acciones de Ubisoft en un plazo de cinco años ni elevar su participación por encima de esa cota hasta 2030.