Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los smartphones que se comprarán por el Black Friday / MONTAJE (DEGRADADO)

Los smartphones de 'penúltima generación' ganan peso en el Black Friday

La crisis de suministros despierta el interés de los compradores por modelos de alta gama, pero desfasados

7 min

El Black Friday se ha convertido en la ocasión ideal para adquirir los smartphones más novedosos a precios superrebajados. Pero la crisis de suministros está animando la venta de modelos de penúltima generación. Estos dispositivos siguen teniendo prestaciones atractivas, aunque no sean los últimos lanzamientos de las marcas, y cumplen un requisito perentorio: pueden llegar cuanto antes a manos de los clientes.

Un cambio de hábitos a las puertas de un viernes de ofertones que extraerá todo el potencial de esta campaña importada de EEUU. "La previsión es que este Black Friday recupere parte de lo que se perdió con el Covid. Los productos van a ser más caros por los problemas de suministro, pero los compradores quieren gastar y aprovechar una campaña que llega en plena etapa de recuperación económica", explica Emilio Vizuete, director del máster en comercio y finanzas internacionales de la Universidad de Barcelona (UB).

Los usuarios, miedosos

Pese a ello, comparadores como idealo destacan que cunde el miedo entre los clientes. "La congestión del tráfico marítimo, así como la escasez de materias primas y los retrasos en los envíos ha generado preocupación entre los consumidores por miedo a que esta falta de stock no les permita comprar sus regalos de Navidad", señala un interlocutor de la compañía. La consecuencia: el 46% de los españoles hará sus compras durante el Black Friday bajo el temor al desabastecimiento.

Una chica entra en Bizum con su 'smartphone' / ORANGE

 

 

Una chica entra en Bizum con su 'smartphone' / ORANGE

Para ahorrarse disgustos, una parte de los compradores se estaría pasando a móviles lanzados hace meses en la creencia de que así esquivarán las complicaciones logísticas. Un ejemplo de ello es el impulso que ha tomado el iPhone 12 tras las propias advertencias de Apple sobre los retrasos de su hermano mayor, el iPhone 13.

Algunos retailers han constatado este hecho. "La gente está comprando el iPhone 12, que va como un tiro, por los problemas de entrega del iPhone 13. Estamos vendiendo más iPhone 12 que el año pasado. Pasa lo mismos con marcas como Samsung o Xiaomi, la gama alta está incluyendo versiones anteriores", reconoce Julián Balerdi, jefe de e-commerce de Dominion Global, grupo que engloba a The Phone House.

Demanda "altísima"

Además, Balerdi asegura que las tiendas de la marca están en continuo contacto con almacén para dar salida a terminales competitivos pero ligeramente desfasados. Pese a ello, señala que la capilaridad de la compañía, que cuenta con 450 puntos de venta físicos en España, ayuda a cubrir puntualmente la demanda. Demanda que según el ejecutivo es "altísima". Además, The Phone House ha visto como el modelo de marketplace desarrollado junto a Mirakl ha supuesto una red de seguridad en un momento complicado para la cadena de suministro, en el que los fabricantes no pueden garantizar el stock. Según la compañía, complementar su oferta propia con la de los vendedores del marketplace ha asegurado entre el 25% y el 30% del volumen de negocio.

Por su parte, Amazon y Aliexpress han renunciado a dar su punto de vista sobre la coyuntura logística posterior a la fase más aguda de la pandemia, pero en sus webs tienen ofertas en categorías tanto actuales como algo anticuadas. Por otro lado, todos los fabricantes contactados por Crónica Global descartan incidencias en la entrega de los dispositivos pese al auge de la demanda. Así, ZTE afirma a este medio que "nosotros hemos entregado con bastante normalidad y tenemos todos los canales abastecidos con modelos absolutamente nuevos". "No tenemos ese problema", zanja un portavoz de la casa china.

Una persona pasa ante un escaparate de un comercio con promociones del Black Friday / EFE

 

 

Una persona pasa ante un escaparate de un comercio con promociones del Black Friday / EFE

Descuentos transversales

Pero los compradores siguen en sus trece y optan por smartphones que llevan más tiempo en el escaparate. En el caso de Oppo, la marca anunció hace pocos días el sold out del X3 Pro, que no es precisamente su último lanzamiento; este es el Reno6.

El vicepresidente de ventas de XiaomiPedro Hunolt, sostiene que la firma ha realizado descuentos transversales de todo su catálogo. "Hemos trabajado para que los clientes puedan decidir qué dispositivo quieren comprar según sus necesidades. En este Black Friday hemos preparado unas ofertas con nuestros partners que se llevaran un gran porcentaje de las ventas totales, pero no nos podemos olvidar toda la gama de dispositivos tanto antiguos como nuevos con la mejor tecnología".

Reactivación económica

Una declaración de intenciones que subraya el interés de las compañías por sacar partido de todos sus modelos en cartera, sean estos de ayer o de anteayer. Porque más allá de los problemas puntuales de desabastecimiento y de que los cálculos personales de los compradores estén o no estén justificados, los expertos sostienen que las previsiones son halagüeñas. Y las marcas no quieren perder la ocasión.

"El Black Friday es el disparo de la campaña de Navidad y va a volver a serlo este año", sostiene Vizuete, a la vez que añade que es normal que los compradores se fijen en el plazo de entrega. "Si un dispositivo tarda mucho en llegar pierde atractivo, ya que las compras se hacen para tener el producto antes de Navidad. Sobre todo si no se adquiere para uno mismo sino como regalo", explica. Este Black Friday, las fechas de entrega parece que serán tan importantes como el ticket de compra.