Menú Buscar
Imagen de 'El sofá rojo de Elena', una de las influencers que se encuentran en Madaísh.

Madaísh, la plataforma que lleva las pasarelas de moda a la calle

Las marcas han encontrado un nuevo y gran escaparate en esta red social de moda donde las 'influencers' marcan tendencia

Laura Fàbregas
5 min

Sin la eclosión del mundo blogger, no se entendería el éxito de Madaísh. Esta plataforma surgida hace apenas dos años se ha convertido en uno de los referentes del mundo de la moda gracias a todas aquellas chicas anónimas que han pasado a ser fuente de inspiración y, a día de hoy, marcan tendencia.

Existen muchas aplicaciones y webs que permiten compartir looks e incluso comprar prendas online de forma directa. Sin embargo, Madaísh se distingue de las otras porque es la primera red social de moda cuyo objetivo es compartir intereses, opiniones y visiones de la moda sin ventas de por medio. Se trata, en definitiva, de una comunidad de influencers y personas interesadas en moda que intercambian información.

Escaparate para las marcas

Estas influencers cuentan con miles de seguidoras que interactúan con ellas y se sienten identificadas con su estilo, lo que las convierte en un escaparate sin precedente para las marcas. Actualmente, cuenta con 300.000 usuarias y de todas ellas aproximadamente 1.600 son influencers creadoras de contenidos.

"La idea es una nueva forma de comunicación entre la industria de la moda y el usuario final, mucho más directa y democrática, pero que requiere que las marcas que llevan las bloggers deben poder ser identificadas y estar a disposición de las seguidoras", explican desde Madaísh.

Una de las 'influencers' de Madaísh, Blondie Blue, enseña cómo le quedan las 'sneakers'.El éxito obtenido hasta la fecha ha llamado la atención del buscador conocido como el Google chino, Baidu --el quinto portal más visitado en la red-- que es uno de los principales inversores de Branded Content, una de las herramientas que también utiliza la compañía española.

Territorio femenino

Helena Soto, es la persona que se encuentra al frente de Madaísh, como CEO de la compañía. Soto fue quien impulsó inicialmente el proyecto y reclutó al equipo necesario cuando detectó el nicho de mercado que existía entre las bloggers de moda. Con esta idea, creó Madaish en 2014. Un modelo de negocio que ha ido variando hasta encontrar la fórmula del éxito.

En un inicio, trabajaban con bloggers y estudiaron sus necesidades para mejorar el servicio y permitir que Madaísh evolucionara. Para ello se creó la comunidad en la que dichas bloggers etiquetaban sus prendas para que sus seguidoras pudieran encontralas de forma rápida y sencilla. En 2015 la empresa se reinventa como magazine social de moda, belleza y lifestyle y ahora es una red social en la que todas las usuarias pueden compartir y crear contenidos.

El equipo de Madaísh está formado por 12 personas altamente especializadas en moda, belleza, marketing, comunicación y tecnología. Es un grupo de gente joven, ambiciosa y con muchas ganas de aprender cosas buenas, experimentar y poner a prueba su creatividad. “Esto nos permite adaptarnos al mercado, atrevernos a probar nuevas ideas y ser fuente constante de mejoras”, aseguran.

Instagramers y youtubers

Uno de sus éxitos recientes es apostar por el contenido escrito y audiovisual, dando cabida a todas las influencers y ofreciéndoles un lugar de encuentro. En este sentido, Madaísh ha conseguido afianzarse como red social de moda.

La ayuda de portales como Instagram o Youtube han tenido vital importancia en ese logro, ya que son dos plataformas imprescindibles para llegar a más gente y poder compartir de forma muy efectiva los modelos y prendas. En este sentido, el éxito de Madaísh no se entiende sin lo que representa Instagram y Youtube.

Internacionalización

Este año ha sido un buen año para Madaísh, ya que la empresa ha crecido mucho y este crecimiento se ha convertido a su vez en una carrera contrarreloj para todo el equipo. Desde la plataforma aseguran que aún quedan “muchos objetivos por cumplir y metas por alcanzar”. “¡Somos muy ambiciosos!”, resuelven en este sentido.

Entre los más importantes se encuentran dos metas. La primera, posicionarse en el mundo de la moda como un referente en la creación de contenido y, la segunda, multiplicar su valor de empresa, generando rentabilidad para sus inversores.

En este momento la empresa está centrada en reforzar su posición en España. Y su próximo objetivo es el lanzamiento de una app, además de apostar por la internacionalización. “Ya contamos con presencia en muchos países de Latinoamérica como México, Colombia, Chile o Argentina; además de en la zona hispana de EEUU. Queremos continuar afianzando nuestra presencia y alcanzando nuevos países”, concluyen.