Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un juego 'condo' en la plataforma Roblox / YOUTUBE

Juegos de condominio: el lado oscuro de Roblox

La plataforma de videojuegos para niños hace todo lo posible por proteger a sus usuarios, pero el contenido sexual sigue apareciendo

Beatriz de la Rica
7 min

La plataforma de videojuegos en línea Roblox, para público infantil, se ve invadida por juegos de condominio o condo que logran eludir los sistemas de seguridad para la protección de usuarios menores de edad.

Roblox permite jugar con juegos creados por otros usuarios. Por este motivo, cualquier usuario entendido en tecnología puede alumbrar este tipo de videojuegos con contenidos sexuales en la plataforma bajo otro nombre. Estos se popularizan y se comparten a través de redes sociales como Youtube y canales de Discord.

Público infantil

La compañía ha admitido que la mayoría de sus usuarios son menores de 18 años y que al menos la mitad de los niños de Estados Unidos de 16 años o menos están en la plataforma, aunque no se revelan datos sobre la edad de sus usuarios. “Los niños y niñas de 5 a 9 años pasan más tiempo jugando a Roblox que con cualquier otras opciones online”, según un estudio de Comscore en 2017.

“Nuestro objetivo es que los niños tengan la oportunidad de jugar libremente. Roblox les permite reunirse, crear sus propias reglas, construir juntos y aprender juntos”, dice David Baszucki, cocreador y responsable de Roblox. La propia libertad que ofrece la plataforma a los usuarios para crear sus propios juegos es de alguna manera lo que ciertos usuarios aprovechan para que los juegos de condo sigan brotando.

Juegos de condominio

El nombre del juego que actúa como gancho hace referencia a lo que en origen puede ser un pequeño condominio, o casita, con una cocina, habitaciones, y una piscina en el patio trasero. El problema es que pronto aparecen en la pantalla avatares de Roblox desnudos y simulando actos y posturas sexuales.

El peligro no viene de la curiosidad que puedan tener algunos niños y adolescentes por algo tan nuevo para ellos como el sexo, sino que pueden entrar en este tipo de juegos donde otros usuarios anónimos podrían ser adultos con malas intenciones. “Para alguien que quiere aprovecharse de niños, este tipo de entornos se lo pone muy fácil”, ha explicado Elizabeth Jeglic, profesora de psicología experta en violencia sexual en el John Jay College of Criminal Justice de Nueva York, respecto a estos llamados juegos de condo.

Medidas de protección de menores

Por su parte, Roblox toma serias medidas de protección para con los menores. Las propias reglas de la plataforma restringen a los usuarios de tener comportamientos inadecuados o indecorosos, de cualquier tipo. Los jugadores menores de 13 años también tienen prohibido recibir mensajes directos de otros usuarios, excepto si los padres agregan esos nombres a una lista de amigos previamente.

La plataforma utiliza filtros de software, vigilancia con inteligencia artificial y cerca de 2.000 moderadores humanos. A pesar de la insistencia de Roblox en proteger a su público mayormente infantil, los juegos de condominio siguen apareciendo tras múltiples borrados. Vuelven a subir dicho juego camuflado con otro nombre, que luego comparten antes de que sean eliminados en canales de Discord con más de 3.500 miembros algunos de ellos. En Youtube existen diversos canales que se actualizan constantemente con este propósito: mostrar a los usuarios de Roblox cómo encontrar juegos de condominio.

Educación digital y control parental

Dada la situación, lo más recomendable es que los padres lleven los dispositivos y redes de sus hijos menores. También pueden bloquear el sistema de chat y voz de Roblox, tal y como ofrece la plataforma, pero parte del atractivo de estos juegos consiste en poder jugar y hablar a tiempo real con otros amigos online. “Mediante las herramientas de control parental implementadas por la industria, que hoy están presentes en todas las consolas y dispositivos, los padres pueden seleccionar: a qué juegos pueden jugar los niños, el gasto en videojuegos y las interacciones en línea. Es decir, controlar con quiénes juegan sus hijos”, asegura José María Moreno, presidente de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI), principal organización del sector en España que aglutina a los profesionales de la cadena de valor de un videojuego. Tanto a desarrolladores, editores, comercializadores, universidades, como a agentes del mundo de los e-sports y más profesionales de la industria.

Las regulaciones actuales no parecen suficientes por parte de las autoridades tanto europeas como españolas para proteger a los menores de los peligros en línea. Todo tipo de contenidos sexuales y depredadores siguen acechando al público infantil, a pesar de los esfuerzos por parte del sector de los videojuegos como el sistema PEGI sobre la recomendación de edad, a raíz de la resolución del Consejo de Europa, y el marco legal de protección del consumidor, que prohíbe la captación directa de menores. Moreno insiste en que es importante que “los padres se impliquen en la educación digital de sus hijos, que compartan más tiempo con ellos jugando y hablando sobre sus videojuegos favoritos. Y explicarles con quiénes pueden jugar y con quiénes no”. En la web The Good Gamer de la AEVI se pueden encontrar vídeos, infografías y toda clase de recursos prácticos para garantizar un uso adecuado del videojuego. Si se detecta una situación de peligro hacia cualquier menor ya sea en persona o a través de videojuegos o redes sociales, de inmediato “se debe presentar una denuncia ante la policía y poner en alerta a las autoridades correspondientes”, advierte el presidente de la AEVI.

Destacadas en Vida tecky