Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Recreación del primer nanosatélite de la 'NASA catalana' / SATELIOT

Así será el despegue del primer nanosatélite de la 'NASA catalana'

El ingenio diseñado por Sateliot, Alén Space y Open Cosmos colaborará en la implementación del Internet de las Cosas

6 min

3B5GSAT. Ese es el nombre clave del nanosatélite creado por SateliotAlén Space Open Cosmos que dará el pistoletazo de salida a la 'NASA catalana'. El próximo 20 de marzo, el ingenio despegará del cosmódromo de Baikonur, antiguo centro de operaciones de la aventura espacial soviética ubicado en la república de Kazajistán.

Si todo sale según lo previsto, el cubesat alzará el vuelo a las 7:07, hora española. Por el momento, el parte meteorológico es propicio: cielo despejado y frío soportable. El equipo detrás del aparato tacha los días del calendario con una mezcla de nerviosismo y euforia contenida. Jaume Sanpera, consejero delegado de Sateliot, subraya el valor tecnológico de la operación encabezada por esta startup aeroespacial.

Horizonte 5G

"Lo bueno de los nanosatélites es que se construyen sobre piezas estandarizadas. Lo que cambia en cada uno de ellos es el payload o carga útil que incorporan. En nuestro caso, hemos añadido una radio [fabricada por Alén Space] que unirá por primera vez el mundo de los satélites con el de las comunicaciones. Eso es lo revolucionario", explica.

Como reconoce Sanpera, estos cubos metálicos llevan años orbitando alrededor del planeta. La innovación, en este caso, consiste en una tecnología que compatibilizará por primera vez la señal de radio con los operadores de 5G en base a un estándar avalado por la plataforma 3GPP. El objetivo final: la implementación de proyectos de Internet de las Cosas. El lanzamiento, que abrirá la puerta a una nueva generación de satélites, servirá como banco de pruebas para la puesta a punto de una constelación satelital a partir de 2022.

Jaume Sanpera, consejero delegado de Sateliot / SATELIOT

 

Jaume Sanpera, consejero delegado de Sateliot / SATELIOT

A bordo de un Soyuz

El artefacto despegará acoplado en un receptáculo (deployer, en inglés) de un cohete Soyuz 2 junto a distintos artilugios de otros actores internacionales. "En el cohete queda libre una carga cercana a los 80 kilos, conocida como piggyback. Esta carga se pone a disposición del mercado y nosotros formaremos parte de ella, junto a un cohete surcoreano enfocado a técnicas de imagen y una treintena de satélites", cuenta Sanpera. Open Cosmos, el socio industrial de la operación que ha diseñado y fabricado el nanosatélite, ha gestionado la logística durante los últimos días para que el artilugio se eyecte adecuadamente cuando alcance los 500 kilómetros de altitud.

El emprendedor, además, sale al paso del debate que ha rodeado la creación de la agencia espacial de la Generalitat. En primer lugar, manifiesta que la institución autonómica ha aportado solo 475.000 euros al coste total de la iniciativa, que hasta ahora ha supuesto una inversión de cinco millones por parte de las privadas --y para el cual contaron con el apoyo financiero de Capitana Venture Partners, que el año pasado inyectó 1,4 millones en Sateliot--.

Colaboración público-privada

Además, niega que Sateliot tribute fuera de Cataluña y confía en que no habrá conflictos competenciales entre la Generalitat y el Estado. "Cuantas más administraciones nos respalden, mejor. Ahora es el momento de apoyar el new space. Si no entramos ahora en este campo, en cinco años se necesitará mucha más inversión", afirma.

"Elon Musk ha invertido 10 billones de euros en SpaceX, de los cuales la mitad proceden de fondos públicos. Para impulsar empresas de alta tecnología se necesitan muchos recursos", señala.

Aplicaciones prácticas

Pero, ¿cuáles serán las aplicaciones prácticas de este pequeño artilugio? El despliegue de la red de satélites aportará información en tiempo real para desarrollar el Internet de las Cosas en zonas de difícil acceso.

Los cubesats actuarán como torres de telecomunicaciones espaciales que se conectarán con sensores locales para recabar datos. La optimización del agua en regiones inhóspitas o la monitorización de infraestructuras son algunas de las potencialidades de la iniciativa. "La Generalitat ha contratado el servicio, pero somos una compañía que busca otros mercados. Estamos en conversaciones, por ejemplo, para una colaboración en Alaska", detalla Sanpera. Mientras tanto, el 3B5GSAT echará a orbitar en dieciocho días.

Destacadas en Vida tecky