Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un televisor abandonado, una buena representación de los desastres tecnológicos de la década / PIXABAY

Los cuatro grandes 'patinazos' de la tecnología de la última década

Google, Samsung y Microsoft son algunas de las compañías que lanzaron nuevos productos que acabaron en fracaso

Noelia Hontoria
5 min

La tecnología avanza a un ritmo imparable y, echando la vista atrás, los gadgets y dispositivos que se comercializan hoy en día están a años luz de los que se vendían a principios de la década. Pero lo cierto es que no todo ha sido un éxito. En estos diez años ha habido ciertos lanzamientos que no deberían haber salido nunca de la fábrica de ideas. Ya sea por problemas de funcionamiento, escasez de ventas o porque el modelo, simplemente, no funcionó.

Los desastres tecnológicos de la década se recuerdan como aquello que pudo ser y no fue y abarcan desde redes sociales hasta smartphones de los mejores fabricantes del mundo. Los extintos televisores 3D, el incendiario Samsung Galaxy Note 7, la solitaria Google+ o el obsoleto Windows Phone son algunos ejemplos de grandes marcas que quisieron arriesgar y que no llegaron a ganarse el favor del público por razones de diferente índole.

Televisores 3D

Comenzaba la década y la imagen en 3D empezaba a llegar a los hogares de todo el mundo. Los primeros televisores 3D llamaban muchísimo la atención, sin embargo, finalmente se descubrió que tenían más inconvenientes que ventajas y que, excepto para un público muy concreto, no terminó de encajar. Más allá de la curiosidad inicial y de las pruebas de los primeros días, esta característica fue quedando en el olvido y sus propietarios la usaron casi de manera anecdótica en la mayoría de los casos.

Finalmente, los televisores 3D desaparecieron. ¿Qué pudo fallar? El precio de estos dispositivos fue un limitante a la hora de acceder a esta tecnología, sin embargo, no fue el problema principal. El mayor fallo llegó de la mano de los responsables del contenido, ya que apenas existía catálogo de películas compatibles con el sistema 3D. Esto desalentó a los usuarios, unido a la incomodidad de tener que ver los contenidos con gafas.

Televisor 3D / DarkWorkX EN PIXABAY
Televisor 3D / DarkWorkX EN PIXABAY

Windows Phone

Windows Mobile no solo acabó consigo mismo, si no que también se llevó por el camino a uno de los grandes triunfadores de la telefonía móvil de principios de la década. Nokia, quien ha logrado resurgir en los últimos años bajo la firma HMD, apostó fuerte por este sistema operativo, pero Android se comió también su parte del pastel y, junto a iOS, sigue dominando el mercado de los sistemas operativos móviles. Windows Mobile, de Microsoft, no logró hacerse con el terreno de los smartphones y, finalmente, desapareció también.

Windows Phone fue lanzado en 2010 y discontinuado en 2015. La última versión que se actualizó fue Windows Phone 8.1 (2014). Entre los fabricantes que le dieron todo su apoyo destaca el ya mencionado Nokia, HTC, Acer o incluso Huawei, que lo integró en su Ascend W1 en 2013. Según IDC, en 2017 su cuota de mercado ya era de apenas un 0,1% y en diciembre de 2019, Microsoft daba por finalizado su soporte a una de sus históricos desastres tecnológicos.

Samsung Galaxy Note 7

El Samsung Galaxy Note 7 salió del mercado ardiendo, literalmente. Sus cifras de ventas iniciales y su avanzado hardware estaban a la altura de lo esperado en un gama premium de la compañía surcoreana. Sin embargo, a las pocas semanas de su lanzamiento, empezaron los problemas. Las sucesivas explosiones de diferentes unidades del Samsung Galaxy Note 7 en todo el mundo llevaron a Samsung a tomar una de las decisiones más complicadas de su historia.

Sus ventas mundiales comenzaron el 19 de agosto de 2016 y tuvo que ser retirado del mercado el 11 de octubre de 2016. El problema era de tal magnitud que, en muchos lugares, como aviones o barcos, se prohibía subir a bordo con el terminal. Finalmente, Samsung logró recuperarse de esta gran crisis reputacional.

Google+

Google intentó hacerse un hueco en el saturado camino de las redes sociales con Google Plus, una mezcla entre Facebook y LinkedIn que no terminó de cuajar, a pesar de los múltiples intentos de la compañía.

Sufrió varios rediseños hasta que, finalmente, cerró de forma definitiva el 2 de abril de 2019, confirmando así que se trata de uno de los grandes desastres tecnológicos de la década.

window._seedtagq = window._seedtagq || []; window._seedtagq.push(['_setId', '5148-9561-01']); window._seedtagq.push(['iframe_mode']); (function () { var st = document.createElement('script'); st.type = 'text/javascript'; st.async = true; st.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https' : 'http') + '://config.seedtag.com/loader.js?v=' + Math.random(); var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(st, s); })(); ">