Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El coloquio sobre la revolución cuántica celebrado en el Movistar Center en el marco de la BNEW / CG

La computación cuántica, la revolución tecnológica que llegará en una década

Investigadores y empresas del sector prevén el desarrollo del primer ordenador cuántico universal para de aquí a entre ocho y 15 años

5 min

La revolución cuántica traerá avances muy significativos para la industria, pero también amenazas para la ciberseguridad. Empresas e investigadores del campo han analizado en un panel del congreso BNEW celebrado en el Movistar Center de Barcelona las oportunidades y riesgos que plantea esta transformación.

La predicción lanzada desde Google es que en una década llegará el primer computador cuántico universal sin errores, un marco temporal que va de los ocho años a los 15, según las estimaciones de los diferentes especialistas invitados. “Ahora ya podemos hacer experimentos científicos relevantes con procesadores cuánticos experimentales”, ha señalado el investigador jefe de Teoría de la Computación Cuántica de la multinacional tecnológica, Sergio Boixo, que ha intervenido telemáticamente desde Los Angeles.

Un computador cuántico sin errores

Boixo ha admitido que los procesadores actuales “siguen siendo muy limitados”, ya que “las computaciones duran millonésimas de segundo, pero tienen errores”. “Queremos hacer un ordenador cuántico que ya no tenga errores y eso es la parte difícil”, ha explicado el investigador, que ha añadido que cuando esto se consiga “las aplicaciones ya no van a ser solo científicas, sino industriales”.

Para ello, Google trabaja con este horizonte a diez años, si bien aún no están claras “las tecnologías concretas que funcionarán” en este plazo de tiempo. “El problema es que nadie sabe cuál de estas vías, estos cúbits, estas plataformas, van a a ser más adecuadas para hacer este tipo de cambios”, ha coincidido Víctor Canivell,  cofundador de la startup barcelonesa Qilimanjaro Quantum Tech. Grandes multinacionales, centros de investigación y pequeñas empresas desarrollan actualmente pruebas y experimentos con diferentes de estas versiones, a la espera de que se descubra cuál es la más eficiente.

Múltiples aplicaciones

Anna Sanpera, profesora de ingeniería cuántica de la UAB y la UPC, ha recordado que las tecnologías cuánticas tienen aplicaciones no solo en la computación, sino también en la meteorología, la comunicación y la simulación de sistemas complejos, lo que permite entender mejor fenómenos como el cambio climático, nuevos materiales, procesos químicos o tecnologías para la distribución de energía como los superconductores. Araceli Venegas-Gómez, consejera delegada de Qureca, ha añadido los avances prometedores que estas tecnologías pueden tener en la medicina --por ejemplo, con sensores que detecten mejor problemas neurológicos como el Alzhéimer--, la construcción --en la prospección del subsuelo-- o las comunicaciones más seguras.

La llegada de los ordenadores generarán un problema de seguridad, que implicará un cambio en los actuales algoritmos de encriptación o bien el uso de comunicaciones seguras e inmediatas sin pérdidas de información por ejemplo a través de satélites. Entre las aplicaciones de las tecnologías cuánticas, están el desarrollo de supercomputadores mucho más potentes, las comunicaciones cuánticas por satélite o para reforzar la ciberseguridad o los sensores cuánticos para la meteorología, además de los materiales cuánticos, como puso de relieve el Mobile de este año. A diferencia de la informática convencional, la cuántica se basa en el uso de cúbits, que pueden almacenar información no solo en ceros o unos, sino en dos estados a la vez, lo que permite desarrollar algoritmos más complejos.