Menú Buscar
El CEO de Aplazame Fernando Cabello-Astolfi

Aplazame, la financiación para tus compras online

La plataforma combina un método de pago para que los compradores adquieran productos con las mejores ventajas e impulsa las ventas de las tiendas un 50%

6 min

Bicicletas, servicios médicos, cursos online… La plataforma para pagar a plazos, Aplazame, trabaja con más de 150 tiendas de diferentes sectores para que el cliente encuentre todo lo que necesita en internet.

“Aplazame surge por una evidencia que resulta preocupante: todo el mundo que se dedica al sector del e-commerce está perdiendo dinero”, asegura a este medio el CEO de la compañía, Fernando Cabello-Astolfi, quien se ha puesto manos a la obra para ofrecer una solución que satisfaga a comercios y clientes. 

Financiación instantánea

Según datos de la plataforma, en 2015, el 65% de los carritos de la compra online en España fueron abandonados, lo que supuso perder ventas por valor de más de 35.000 millones. No obstante, hay razones para el optimismo: por cada 1% de reducción en la tasa de abandono se consigue un aumento de ventas del 3%.

La financiación instantánea es la fórmula que han encontrado los fundadores de Aplazame para solucionar dos de los principales motivos de abandondo del carrito, que son la sensibilidad al precio y la poca asequibilidad. Esta fórmula es su gran valor añadido: “La concesión de la financiación es instantánea, sin papeleo y con total flexibilidad en las opciones de pago. El cliente puede decidir no sólo en cuántos meses pagar, sino qué día del mes quiere hacerlo, ofreciéndole los costes financieros más baratos del mercado”, explican.

El funcionamiento de la plataforma online es sencillo e intuitivo. “Básicamente, facilitamos que la gente pueda comprar lo que les hace ser y estar mejor, dejando que compren ahora y paguen después de la forma que ellos decidan”, apostillan. 

¿Y los bancos?

Se trata de un sector en que los bancos han tenido tradicionalmente el papel principal. “Es importante no olvidar que Aplazame necesita a los bancos para operar, sin ellos no podríamos existir”, recuerda Cabello-Astolfi para explicar la colaboración mutua entre ambos actores. 

Las entidades bancarias trabajan con un sistema de valoración de riesgos muy maduro, pero en el que la cuestión de la inmediatez no es su prinicipal preocupación. Desde plataformas como Aplazame están aprendiendo a dar crédito de una manera distinta a como se ha hecho hasta ahora. “Lo hacemos así porque estamos convencidos de que la gestión de créditos no puede ser la misma en la era de Internet que la que ha sido tradicionalmente”, añaden.

Para ser competitivos, los nuevos jugadores en el mercado tienen la responsabilidad de experimentar con nuevas fórmulas que den flexibilidad y mejores condiciones a los clientes.

Algoritmo

En las tiendas que tienen integrado Aplazame, el cliente puede seleccionar el pago aplazado al final del proceso de checkout. En ese instante, elige el número de mensualidades en las que quiere pagar (entre 1 y 12 meses) y el día en que quiere hacerlo. “Nosotros le mostramos qué intereses va a pagar y cuándo le haremos los cobros. Finalmente, le pedimos unos pocos datos personales y le decimos si su financiación está aprobada o no”, relata el CEO de Aplazame

Para llevarlo a cabo los datos son de vital importancia. Desarrolllan algoritmos que toman decisiones de concesión de crédito sobre una media de 1.500 variables. “En el mundo digital es muy fácil dejar trazas, cualquier comportamiento de navegación desde un ordenador, la IP, la forma de digitar, la forma de navegar e introducir datos… todo eso constituye una huella personal que genera datos”, añade. También consultan el histórico de compras de un cliente, si ha solicitado algún crédito con anterioridad y cuál fue su comportamiento de pago, si está reportado en algún fichero de solvencia.

“Usamos los datos para conocer al cliente, hacer estimaciones sobre su capacidad de pago, evaluar el riesgo de una petición de crédito y tomar decisiones de forma rápida y eficaz. Son el corazón de nuestro negocio”, concluye Cabello-Astolfi.  

Proyección

2017 va a ser un año muy interesante para Aplazame. Su objetivo es aumentar el número de tiendas con las que trabajan y lograr cada vez mayor recurrencia de quienes financian sus compras con la plataforma. En su agenda también está dar el salto internacional, concretamente a México.

De momento, su negocio va viento en popa para ser una de las plataformas de referencia del crédito en en el e-commerce.