Menú Buscar
The Witcher. Llano del Jable en La Palma / © D.DAHNCKE

Un viaje de película

En tiempos de aislamiento la imaginación se reivindica como virtud. La magia del cine se cuela en nuestros televisores y nos contagia las ganas de viajar

7 min

Cuando el turismo no era un fenómeno masivo y global muchos de nosotros viajábamos a lugares fascinantes a través de la gran pantalla. Allí se quedaban, anclados en nuestra memoria, esperando hacerse realidad.

Ahora que, por necesidad, pasamos muchas horas delante del televisor, recuperemos esa sensación como terapia. Descubramos nuevos paraísos, invoquemos lugares conocidos, planifiquemos y evadámonos recorriendo mundo a través de nuestras series y películas favoritas.

Un país de cine

El vínculo de nuestro país con el cine viene de lejos. El desierto de Tabernas, en Almería, se convirtió en el lugar idóneo para ambientar numerosos westerns durante las décadas de los cincuenta, sesenta y setenta. John Huston rodó Moby Dick en Las Palmas de Gran Canaria en 1956. Allí también Sidney J. Furie dirigió en 1964 a Cliff Richard en Días maravillosos. La isla tiene sus propios itinerarios de cine que recorren las localizaciones de todos estos films y de otras muchas producciones: El Niño de Daniel Monzón, Palmeras en la nieve de González Molina, Cien años de perdón de Calparsoro o Aliados de Robert Zemeckis.

Las Palmas de Gran Canaria. Inspiración de numerosas películas

Las Palmas de Gran Canaria. Inspiración de numerosas películas

No muy lejos, La Palma sedujo a los productores de The Witcher, la popular serie de Netflix, que encontró en El Bosque y la Cascada de los Tilos, el Roque de los Muchachos, el Cubo de la Galga o el Llano del Jable los escenarios perfectos para su ficción.

Para urbanitas

Si hay una ciudad cinematográfica por excelencia es Nueva York. Ya nos era familiar, incluso, mucho antes de poner un pie en sus calles. La hemos recorrido de la mano de Carrie, Samantha, Charlotte y Miranda en Sex and the city, nos hemos tomado muchos cafés con Rachel y sus Friends y hemos combatido el crimen siendo Policías de Nueva York. Pero si hay alguien que la ha retratado como nadie, ese es Woody Allen: Manhattan, Annie Hall, Broadway Danny Rose, Misterioso asesinato en Manhattan

París es otra de las favoritas y la lista también es muy extensa en la Ciudad de la Luz. Podemos disfrutarla con los clásicos: Un Americano en París, la deliciosa Charada o Irma la dulce. Con los musicales: Moulin Rouge y Todos dicen ‘I love you’ y con la naif mirada de Amélie Poulain. Y no olvidemos Ratatouille para los foodies más pequeños de la casa.

Nos paseamos por Londres de fiesta en fiesta en Cuatro bodas y un funeral, buscamos el amor con Love Actually, descubrimos uno de los barrios más cool de la capital británica en Notting Hill y saltamos sobre sus tejados de la mano de Mary Poppins.

Paraísos lejanos y cercanos…

¿Quién no recuerda la escena final de Indiana Jones y la última cruzada? La mítica ciudad de Petra sirvió como extraordinario plató para la tercera entrega del famoso arqueólogo.

La ciudad jordana de Petra
La ciudad jordana de Petra

Jordania ha sido además set de rodaje en numerosas producciones de cine: El regreso de la momia, La noche más oscura, Lawrence de Arabia, En tierra hostil, Marte y allí también encontraron la inspiración para Aladdin, el clásico de Disney.

La belleza de la isla de Malta sirvió como telón de fondo en muchas películas de acción y aventuras: La isla de las cabezas cortadas, La liga de los hombres extraordinarios, Gladiator, Troya, Alejandro Magno, Guerra Mundial Z o Ágora de Alejandro Amenábar.

Valletta, la capital de la isla de Malta, Patrimonio de la Humanidad, telón de fondo en numerosas películas
Valletta, la capital de la isla de Malta, Patrimonio de la Humanidad, telón de fondo en numerosas películas

Épicas tramas han recorrido los espectaculares parajes de Irlanda donde llegaremos de la mano de una de las series más famosa de la última década y quizás la saga más taquilleras del cine: Juego de Tronos y Stars Wars. A ellas también les conquistó España con paisajes de una belleza extraordinaria en numerosos puntos de nuestra geografía: Sevilla, Osuna, Córdoba, Cáceres, Girona, Barcelona, Peñíscola o las Bardenas Reales de Navarra.

Dinosaurios y un agente muy viajero

La naturaleza más salvaje e inhóspita se muestra en todo su esplendor en alguna de las entregas del agente secreto más famoso del mundo. James Bond, el 007 con licencia para matar, se enfrentó a los malos de turno (primero fue Panorama para matar y luego en Muere otro día) en la espectacular laguna glaciar islandesa de Jökulsárlón.

Laguna de Jökulsárlón, un escenario de película / YOLANDA CARDO
Laguna de Jökulsárlón, un escenario de película / YOLANDA CARDO

El impecable agente es, además, un viajero empedernido: Bilbao en El mundo nunca es suficiente, la hermosa ciudad balneario de Karlovy Vary de Chequia en Casino Royale, los Alpes Suizos en 007 al servicio de Su Majestad, Tokio en Solo se vive dos veces… Pero volvamos a Islandia y a sus insólitos paisajes que contemplamos en: Lara Croft en Tom Raider, Banderas de nuestros padres, La vida secreta de Walter Mitty, Thor o Interstellar.

La abrupta belleza de la isla de Skellig Michael en Irlanda, digno escenario para Stars Wars
La abrupta belleza de la isla de Skellig Michael en Irlanda, digno escenario para Stars Wars

Para finalizar nos vamos muy lejos al exuberante Hawaii, donde camparon a sus anchas los temibles dinosaurios de Jurassic Park, pasearon su palmito el Rey del Rock en 1961 en Blue Hawaii, Harrison Ford y Anne Heche durante Seis días y siete noches y George Clooney en Los descendientes. Y series como la popular Perdidos o el remake de Hawaii 5.0 nos hacen viajar hasta estas paradisiacas islas del Pacífico.