Menú Buscar
Tim Cook, consejero delegado de Apple, en la presentación del iPhone 6S.

¿Un iPhone 7 sin entrada de auriculares, con Li-Fi y a prueba de agua?

Los desarrolladores de Apple trabajan en el nuevo modelo de uno de los ‘smartphones’ más icónicos del mercado

Redacción
3 min

Apple presentará este martes los resultados del primer trimestre de su ejercicio fiscal en el que se espera un nuevo hito económico. El grupo ganó 10.258 millones de euros al tipo de cambio en el último trimestre de la contabilidad de 2015 y elevó la facturación global el 28% hasta los 216.240 millones. Las ventas suben cómo la espuma y tienen un nombre propio: iPhone. La importancia del dispositivo es tal, que tan sólo cinco meses después de que se lanzara al mercado el modelo 6S ya se hayan filtrado multitud de rumores sobre las futuras prestaciones del iPhone 7. Incluso que se espera su presentación para el próximo septiembre

Nueva entrada de auriculares

Existe cierta unanimidad entre los analistas que el gigante dirigido por Tim Cook desterrará la entrada de auriculares universal del próximo smartphone que lance al mercado. Signo de ello son las patentes propias o compradas por el grupo los últimos meses en las que destaca la tecnología bluetooth.

Se espera que los auriculares se conecten de forma remota al dispositivo o que se incluya una entrada de audio exclusiva que impida conectar productos ajenos a la firma de la manzana sin un adaptador. Apple ofrecerá más calidad en la escucha y bajar la grosor del smartphone --pasaría de los 7,1 milímetros a los 6,5 o 5-- pero ya ha recibido críticas de los consumidores por implementar una medida con el objetivo de incrementar la facturación.

Conexión Li-Fi

Los desarrolladores de Cupertino trabajan para dar el paso de la clásica conexión Wi-Fi a implementar la tecnología Li-Fi en el dispositivo. Se trata de un equivalente puntero en el mercado que usa la luz LED para transmitir información con lo que el consumo es menor.

Cualquier prestación que afecte directamente a la batería es muy aplaudida por los consumidores, aunque parece proco probable que la madurez de los servicios Li-Fi permitan que se incluya en el iPhone 7 si finalmente se inicia su venta en el último trimestre de 2016.

iPhone sumergible

El rumor que gana consistencia es que se dará un paso adelante importante en conseguir que el smarphone sea resistente al agua. Ya existen varios dispositivos en el mercado que aguantan la presión superficial del líquido sin ningún efecto nocivo para el producto, algo que se podría implementar en el iPhone 7 y evitaría uno de los dramas actuales de los consumidores: los accidentes que acaban con el dispositivo sumergido.

Apple avanzó de forma substancial en este servicio en los modelos 6 con innovaciones que lo hacen más permeable, pero sin llegar a estar preparado para que se sumerja. Aguanta por ejemplo la caída en un retrete pero no permite hacer fotografías en una piscina o en el mar. Introducir una mejora en este sentido implicaría, según los analistas, que el iPhone abandonara su chasis de aluminio y optara por un material que aguantara el agua.

Oficialmente, la compañía no hace ninguna declaración para corroborar o desmentir los rumores sobre el iPhone 7.