Menú Buscar
Dos personas visitando la exposición 'Turbulencias' / CAIXAFORUM BARCELONA

Así es 'Turbulencias', la nueva exposición de CaixaForum Barcelona

La muestra reúne veinte trabajos que agitan el espectador y aportan miradas diversas sobre las contradicciones de la sociedad contemporáneas

29.07.2018 15:19 h.
3 min

‘Toda turbulencia provoca, sacude e inquieta. Es un movimiento brusco que despierta nuestra conciencia y agudiza nuestros sentidos ante todo lo que nos rodea’. Esto es lo que sucede con las obras que forman la nueva propuesta que presenta CaixaForum Barcelona. Y es que en Turbulencias los artistas lanzan una mirada crítica sobre el mundo en que vivimos e indagan en los conflictos para lograr distinguir las luces de sus sombras.

La muestra, que se puede visitar hasta el 21 de octubre, reúne obras de los últimos cincuenta años aunque hace especial hincapié en trabajos recientes o que nunca se habían exhibido en Barcelona, junto a otras obras antiguas y bien conocidas (Equipo Crónica, Anselm Kiefer) que, en el contexto de la exposición, dan pie a nuevas interpretaciones.

Imagen de destrucción y supervivencia

Turbulencias incluye un total de veinte obras, con instalaciones de gran tamaño, como Mother’s Day de Smadar Dreyfus, que ocupa un espacio central en la sala y se expone por primera vez tras su adquisición para la Colección La Caixa. A su lado, se presentan las obras de cuatro artistas también por primera vez: Dionís Escorsa, Harun Farocki, Ana Garcia-Pineda y Antoni Muntadas.

Cartel de la exposición 'Turbulencias' / CAIXAFORUM BARCELONA

Cartel de la exposición 'Turbulencias' / CAIXAFORUM BARCELONA

Las acompañan otros trabajos de la Colección que tampoco se habían expuesto antes en Barcelona. Es el caso de las obras de José Damasceno, Paulo Nazareth o Walid Raad. La muestra finaliza con la única obra que no pertenece a la Colección, el vídeo The Raft, de Bill Viola (que tampoco se ha expuesto nunca en la Ciudad Condal), una poderosa y actual “imagen de destrucción y supervivencia”, según palabras del propio artista, pero que también transmite un mensaje final de solidaridad en los momentos más críticos.

Una nueva perspectiva

Junto con estas obras que hasta ahora no se habían exhibido en Barcelona, a Turbulencias se han añadido algunos trabajos anteriores ya conocidos pero que, a la vista del momento actual y en concomitancia con las incorporaciones más recientes, permiten ser reinterpretados desde una nueva perspectiva. Efectivamente, el contexto de esta exposición, que muestra la mirada comprometida del arte sobre el mundo actual, va más allá de los significados originales de estas obras.

Turbulencias, comisariada por Nimfa Bisbe, se pudo ver el año pasado en Lisboa en el marco del programa Lisboa, Capital Iberoamericana de Cultura 2017, pero esta vez llega a la capital catalana con una selección de obras renovada y especialmente elegida para ser exhibida únicamente a CaixaForum Barcelona.